Es graduada FC y expuso sus fotografías en estocolmo

Betsabé Yona (@betsyph en Instagram) es graduada de la Facultad de Comunicación de la Universidad. Hace unos años – en 2016- agarró su cámara de fotos y viajó sola a los Estados Unidos para realizar una pasantía en la Organización de Estados Americanos (OEA). Ese fue el primer paso de un largo recorrido por el mundo. “Ya llevo 42 países visitados en el sudeste asiático, Europa y Latinoamérica. La mayoría de las veces viajé sola con mi cámara”, revela. Se define como una persona curiosa, ecléctica y sensible. Tal vez esas tres cualidades son las que la impulsaron a recorrer y retratar con una mirada diferente y muy personal lo que ve por la calle. “Lo que quiero mostrar es la realidad. Me encanta el street photography, retratos de gente que conozco en la calle. Ese es mi lado más sensible y humano. También tengo un amor muy grande por la moda. Hago mucho coolhunting: paro gente por la calle y le saco fotos cuando me gusta su estilo. Eso se llama street style photography y lo documento en mi cuenta @stockholmhunter, donde muestro pura moda de Estocolmo y otras partes del mundo.

Estocolmo es la ciudad que Betsy eligió hoy para vivir y desde allí nos cuenta sobre la vernissage de su primera exposición de fotos: “Es mi primera experiencia y ¡en Suecia! La expo se llamó ‘Humans of the World’ y su objetivo es visualizar los locales que conocí en el camino durante mis viajes por el mundo. Se realizó en un espacio co-creativo que se llama LAMB | Coworking & Social Club in Stockholm y que fue reconocido por Vogue Scandinavia, así que todavía no caigo”.

¿Qué herramientas adquiriste en tu paso por la Austral y considerás valiosas para el desarrollo de tu carrera?

Muchas cosas, pero –sobre todo- creo que la capacidad de abrir mi mente y considerar distintas fuentes y perspectivas, y recién ahí tomar una postura.

¿Qué le dirías a un estudiante que está próximo a graduarse y tiene mucha incertidumbre sobre su futuro?

Como aprendí en mi posgrado en Hyper Island en Suecia, ‘confiar en el proceso’. Así que les diría que exploren lo que les guste, toquen muchas puertas y las oportunidades van a ir apareciendo en el camino.

Se graduó en la Austral y hoy es Jefa de Residentes en Yale

El martes 1 de noviembre, en el auditorio de la Facultad de Ciencias Biomédicas (FCB), Cristina A. Figueroa Villalba charló con estudiantes sobre el potencial ilimitado de la Carrera de Medicina de la Universidad Austral.

Cristina es graduada de esta casa de estudios y actualmente se desempeña como Jefa de Residentes en los Departamentos de Anatomía Patológica y Medicina de Laboratorio de la Universidad de Yale. Convocada por la Dra. Silvina Creus, de la Dirección de Estudios de FCB, Cristina visitó la facultad y compartió su recorrido: “Hablar en este auditorio y contar mi experiencia a los alumnos fue maravilloso, una linda forma de agradecer a la Universidad lo que me dio”.

Cuando estaba transitando su último año de la carrera de Medicina, tuvo la posibilidad de ir a rotar afuera. Fue entonces cuando conoció a quien sería su futura mentora en los Estados Unidos. Volvió a nuestro país y, luego de hacer la residencia en Clínica y otras experiencias, rindió los exámenes para ir a Yale a hacer la residencia en Clinical Pathology (Medicina de Laboratorio), especialidad que no se dicta en la Argentina. Hoy es Jefa de Residentes de ese Departamento y del de Anatomía Patológica.Ambos constituyen una disciplina combinada.

En la charla, Cristina relató su recorrido profesional, contó cómo recibió apoyo de la institución para superar algunas dificultades que se le presentaron en el camino y habló de resiliencia, a la que definió como: «La capacidad de recuperarse rápidamente de las dificultades, superar circunstancias traumáticas y adaptarse luego de experimentar alguna situación inusual e inesperada». En ese contexto se refirió a la importancia de cuidar la salud mental de los estudiantes y residentes.

¿Qué te motivó a volver a la Universidad Austral y contar tu historia?

Yo no soy un ejemplo de “estudiante 10”, y una de las cosas que más me motivó es poder contarles a los estudiantes que recién empiezan, a los que se frustran porque les va mal en algún examen, que, si bien uno sueña con una carrera color de rosa, no todo es tan lineal, pero podemos llegar lejos.

¿Qué le agradecés a la Universidad?

Le agradezco todo: la visión, el soporte, el acompañamiento, el contacto con los profesores, las experiencias vividas, que durante la carrera pudiéramos compartir nuestro aprendizaje con otros alumnos, tener oportunidades para desempeñarnos como ayudantes en materias o acompañando estudiantes.

OTOMATIS LABS, UN EXITOSO PROYECTO DE CUATRO AMIGOS Y GRADUADOS DE INGENIERÍA

Derek Tomás Alepidote, Francisco Cotti y Manuel Soria son Ingenieros Industriales graduados en la Universidad Austral y, junto a Nicolás Velázquez, #GraduadoAustral de Ingeniería Informática, crearon Otomatis Labs, un emprendimiento que – según sus propias palabras- “nació de una utopía, de ideas tiradas tiradas al aire y charlas con amigos”. Otomatis es “innovación, futuro y transformación”, aseguran.  ¿Qué hacen? Se dedican a la automatización de procesos (RPA), enfocados principalmente al desarrollo de chatbots en WhatsApp, Facebook, Instagram, Web, entre otros canales de comunicación. Uno que seguramente conocés es Boti, el chat de WhatsApp del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que, entre otras cosas, gestionó los turnos de vacunación y resultados de tests durante la pandemia.

Los cuatro fundadores de Otomatis se conocieron mientras estudiaban en la Austral. Más tarde coincidieron trabajando en la misma empresa: Botmaker, una compañía líder en el desarrollo de chatbots en toda Latinoamérica. Esa fue la semilla que pocos años después los inspiró para crear su propio proyecto en una industria que tiene mucho futuro por delante.

“Desde Otomatis Labs buscamos transformar la forma en que las empresas y gobiernos se comunican con sus usuarios y sabemos que, como toda irrupción tecnológica, es un proceso que va a llevar su tiempo hasta que tanto las empresas como los clientes se adapten al cambio”.

En todos estos años tuvieron momentos de frustración, pero también grandes satisfacciones. En 2021 fueron seleccionados para participar de la aceleradora de Telefónica, Open Future, un reconocimiento que les dio un gran impulso y les demostró que van por el camino correcto.

¿Qué habilidad o talento consideran claves actualmente para que un ingeniero se desenvuelva exitosamente en el mundo laboral?

Todos esperan que un ingeniero tenga desarrolladas sus habilidades “duras”. Es decir, que tenga pensamiento analítico, capacidad de resolver problemas complejos y manejo de herramientas de datos como SQL. Es verdad que son muy necesarias, pero cuando estás trabajando te das cuenta de que las habilidades “blandas” son las que realmente te permiten desenvolverte mejor en el ámbito laboral, las que te ayudan a destacar y a trabajar bien en equipo. Cada vez son más las empresas que buscan Ingenieros con capacidad de comunicarse efectivamente, que puedan adaptarse rápidamente al cambio y ser creativos en sus soluciones.

¿Qué sugerencia o consejo le darían a un estudiante que está dando sus primeros pasos en Ingeniería de la Austral?

Que aproveche las herramientas que brinda la Universidad, que conozca a sus profesores y que intente generar algún vínculo con ellos, porque tienen mucha predisposición para ayudarte y darte una mano cuando lo necesites.

Si hay algo que destacamos de la Universidad Austral es que la educación está centrada en la persona. En las materias se aseguran de que todos tengan una buena educación en lo humano. Además, nunca vas a ser uno más; siempre vas a tener una voz para contar tus ideas y dar feedback sobre el programa o materias.

Conocé más de Otomatis Labs en:

un graduado austral gano la beca emildai

Nuestro  Graduado Austral Manuel Santos, Magister en Derecho Penal, obtuvo la beca Erasmus Mundus (EMILDAI) en Derecho de los Datos e Inteligencia Artificial, coordinada por Dublin City University e impartida conjuntamente por Avignon Université (Francia), Universidad de León (España) y Università di Pisa (Italia).

Erasmus Mundus es un prestigioso programa internacional de estudios dictado por un consorcio internacional de instituciones de educación superior. Los programas ofrecen becas financiadas por la Unión Europea a los mejores estudiantes que presenten sus candidaturas en las rondas de selección anual.

 “Quiero agradecer a Macarena de Tezanos Pinto y todo el equipo de Graduados de la Universidad Austral por haberme informado de esta beca. Es una gran oportunidad, en un gran momento, y estamos muy contentos con mi esposa por la increíble experiencia que viviremos«, expresó.

¡Felicitaciones, Manuel! Sos un orgullo para toda la Universidad Austral.

Estamos felices de poder cumplir con nuestro compromiso de apoyar a alumnos y graduados de la Universidad Austral en su desarrollo profesional.

 

 

Transformó el dolor de la pérdida en un juego para toda la familia

En la familia de Lucas Padilla son un montón. Once hermanos por su lado, otros 9 por el lado de su esposa y 5 hijos en común. Hay 20 años de diferencia entre su hermano mayor y su hermana más chica; esa diferencia generacional se hizo notar. “Nos llevamos todos bien, jamás nos peleamos, pero nunca logramos charlas profundas”, reconoce. 

Estudió Comunicación en la Universidad Austral, donde se graduó en la Tecnicatura en Orientación Familiar. También estudió Filosofía y Catequesis. Sus estudios en Orientación Familiar le sirvieron para su trabajo como Tutor en un colegio de San Fernando y también para aplicar a su propia familia. “Lo que aprendí en los dos años de la tecnicatura colaboró en mi formación y en quien soy hoy. El interés por la familia lo tengo, naturalmente, desde mi casa, pero en la carrera de Orientación Familiar y gracias a excelentes profesores, aprendí muchos conceptos y cuestiones técnicas que supe aprovechar para mi trabajo y mi familia”.

Hace algunos años, su hermano Nano enfermó de cáncer. “Su deseo había sido que nos acercáramos y conociéramos más como hermanos y como familia”. Ese deseo fue probablemente la semilla que dio origen a “Momentos Ganados”, el juego de mesa creado por Lucas Padilla e inspirado por su hermano Nano. “Cuando la salud de Nano se agravó, me comprometí a hacer real el juego. Le mostré la idea, leyó todas las preguntas, le gustó. Todo eso me impulsó a concretar la idea”.

La idea se llama Momentos ganados. Es un juego de mesa que, mediante preguntas de distintos temas, invita a charlar, conocerse, reírse, abrir el corazón y recibir el corazón del otro.

Cuando Nano falleció, todos los hermanos se reunieron para jugar una primera versión -bastante casera y primitiva- de Momentos ganados. Todos aportaron ideas, sumaron preguntas y participaron. Fue un momento emotivo en el que Nano estuvo siempre presente, desde otro plano. Lo que se generó fue tan bello que Lucas comprendió que había “algo” para desarrollar ahí. Entonces se comunicó con un diseñador amigo de su hermano y juntos terminaron de darle forma. Así fue como se sumergió en un mundo totalmente ajeno y se convirtió en emprendedor, casi sin proponérselo. 

“A mis hermanos y a mí, este juego nos sirvió para poner sobre la mesa la dificultad que algunos tenemos de hablar más profundamente. Hoy hablamos más con el corazón, nos demostramos más el afecto, nos abrazamos más. Nano nos ayudó a lograr eso. Es lo ganado. De alguna forma transformamos el dolor por su muerte”.

Todavía se sorprende del éxito de Momentos ganados y lo que se generó alrededor de una idea gestada prácticamente en la habitación de un hospital. Recibió pedidos de todo el país y también de España, Colombia, Ecuador o México. Es que se trata de un juego ideal para compartir en familia, con amigos, compañeros de trabajo, equipos, alumnos que quieran divertirse, crear un momento íntimo o reflexivo, conocerse más o profundizar sus vínculos. Pero para Lucas y su familia es mucho más que eso: “Es otra manera más en la que Nano sigue haciendo bien a la gente”.