Mónica Prieto, decana de la Escuela de Educación y Julián Rodríguez, rector de la Universidad Austral, participaron del Foro de Líderes por la Educación, una iniciativa de Editorial Perfil, que contó con la participación de autoridades de gobierno y rectores de las universidades argentinas.

“Se trató de una excelente iniciativa donde los principales líderes de la educación de nuestro país pudieron intercambiar ideas y poner en común distintos puntos de vista para la mejora de la educación argentina”, reflexionó la decana.

Durante su intervención, el rector se refirió a dos de los cinco puntos presentados en el documento de “Compromisos para la Educación en Argentina”, elaborado en conjunto por Perfil, la Universidad de Buenos Aires, Unicef , las principales universidades del país y organizaciones de la sociedad civil dedicadas al trabajo por la educación. En primer lugar, planteó la necesidad de garantizar la diversidad, en la medida en la que “la diversidad en el sistema educativo superior es riqueza”.

“La diversidad que se debe considerar a la luz de la libertad académica, la libertad intelectual, la libertad institucional, que son rasgos característicos de la identidad universitaria”, puntualizó.

Además, se refirió al compromiso de velar por la educación para el trabajo futuro. “Cuando pensamos en futuro, pensamos en el mundo digital, en la robótica, la inteligencia artificial, en un mundo de ciencia ficción que está cada vez más cerca de nosotros”, reflexionó. “Para mí, el futuro es complejidad. Tenemos que formar para la complejidad, que exige formar pensamiento crítico, creatividad para un mundo complejo donde se plantean desafíos complejos como es la pobreza estructural, la inclusión, la violencia de género. Tenemos que formar graduados que estén en condiciones de gestionar la complejidad y por eso es necesario formar, no sólo en contenidos, sino también en capacidades”, concluyó.