Julieta Nanini, alumna de cuarto año de la FC, viajó a Mendoza junto a otras treinta alumnas de las carreras de Psicología y Medicina de la Universidad Austral, para trabajar con la fundación CONIN en el barrio Santo Tomás de Aquino, del Municipio de Las Heras, donde brindaron servicios médicos y asistenciales.

Doscientos hogares encuestados, más de quinientos niños atendidos, novecientas personas relevadas, son algunos de los resultados del operativo que se llevó a cabo del 22 al 29 de enero.

A lo largo de una semana, los voluntarios de la Universidad y de Fundación CONIN recorrieron casa por casa ofreciendo a las mamás atención médica integral para sus hijos y tomando información sobre vivienda, instalaciones de agua, alimentación, trabajo y cantidad de miembros de la familia. Luego, se las acompañaba hasta el Centro Municipal CEDRYS donde los niños recibían control pediátrico, nutricional y odontológico, además de colocación de vacunas. La fundación Zaldívar, se encargó del servicio oftalmológico y de ofrecer lentes gratuitos.

Por las tardes, las voluntarias organizaron actividades de promoción social: feria de ropa, juegos para los chicos, talleres de manualidades para adolescentes y charlas de salud para las madres: zoonosis, primeros auxilios, salud bucal y fiebre. Camila, de 9 años, entusiasmada con los juegos, comentó: “Se vinieron todas acá por nosotros».

Como cierre de la semana de trabajo, se organizó un festival en el que participaron más de cien chicos de la zona.

«Seño, juguemos otra vez», insistía Simón mirando con picardía a Josefina, estudiante de Medicina. Con 5 años, fue uno de los chicos del barrio Santo Tomás de Aquino que no se perdió el festival. Juegos, música y un ambiente festivo dieron por finalizada toda una semana de trabajo. La actividad tuvo, en paralelo, un taller de RCP para las madres de la zona, organizada por alumnas de Medicina.

Tal como sostiene Julieta, “el proyecto busca ser una ayuda directa para las familias”. Así lo vivió María Araceli Herrera, madre de 6 niños: «Hay veces que uno necesita llevar al médico a los niños y no puede porque no le alcanza la plata o es muy lejos. Así que nos sirve un montón». Con esta metodología de acompañamiento personal, se llegó a cuatro barrios de la periferia de Mendoza y a un asentamiento.

Gabriela Sabio, directora médica de la Fundación CONIN, comentó: “Se pesó y midió a todos los chicos, se les hizo control pediátrico y en un solo día se colocaron ciento veinte dosis de vacunas”. Con la información recabada se pretende poner en contacto a las familias con el centro CONIN más cercano y poder así combatir la desnutrición en el seno de esos hogares.

El abordaje fue integral. Gracias a la colaboración de la Municipalidad de las Heras, también se pudo dar cauce a situaciones familiares problemáticas. Además, se ayudó a los vecinos a iniciar trámites de documentación.

El jueves 26, Abel Albino, presidente y fundador de CONIN asistió por invitación del Intendente de Las Heras. En medio de sus declaraciones, se dirigió a las voluntarias: «La Universidad Austral, con esta colaboración, lo que se hace es poner en la cabeza y en el corazón de sus alumnos un problema candente que es necesario solucionar. El principal problema de la Argentina, de América Latina. El escándalo del mundo».

Mercedes Narbais, otra de las voluntarias, estudiante de segundo año de Medicina comentó: «Me sigue sorprendiendo la realidad que vivimos acá, ver cómo las personas son tan amables, tan predispuestas en un ambiente tan hostil. Te ayuda a darte cuenta de que siempre hay para dar, que el esfuerzo de una semana tiene un impacto enorme en estas familias».