LUDLAB, el laboratorio de juegos y experimentación cofundado por Martín Bonadeo e Ignacio Cassol, de las Facultades de Comunicación e Ingeniería de la Universidad Austral, organizó el Demo Day.

Esta primera presentación en sociedad de los proyectos que se están desarrollando en el LUDLAB contó con la presencia de unas 100 personas, entre estudiantes de grado y posgrado, profesores, autoridades, periodistas, gente de empresas del sector de juegos y autoridades de otras universidades, colegios y museos, quienes pasaron por el laboratorio a lo largo de toda la jornada.

Durante la actividad se convocó a jugar con los prototipos del taller. Además, se ofreció una charla informal con los fundadores y con los chicos que desarrollaron los proyectos. Lejos de los discursos, el Demo Day fue un día festivo en el que el juego se convirtió en el centro.

En esta oportunidad, se presentaron dos experiencias virtuales con Oculus Rift. Una de ellas estaba en combinación con un Kinect y permitía verse a uno mismo y a quienes lo rodeaban, en un entorno virtual. Además, se presentaron videos 360 para ver en 3D con unos dispositivos Google cardboard. También participó de la exhibición el TEG online; se presentaron seis juegos para Android en tablets que el público pudo manipular y una demo para leap motion.

La vedette fue el proyecto E-Sermo, una muñequera electrónica (MYO) que lee los tendones de la mano y que, a partir de un programa hecho por estudiantes, traduce esos gestos en palabras que a su vez son reproducidas en audio por un celular. Una gran esperanza para que personas con dificultades en el habla.

Durante el transcurso del evento, un drone jugaba con la gente, la filmaba y le sacaba fotos, en el exterior de la Plaza de Transferencia.