BuscApp es el proyecto ganador de la segunda edición del concurso CIFRA (Centro de Innovación de la Forma en la República Argentina), creado por Gimena Coppola, Valeria Vera y Virginia Priano, todas alumnas de la Maestría en Gestión de la Comunicación en las Organizaciones de la FC. Las ganadoras, obtuvieron un premio de 20.000 pesos y coaching para el desarrollo del proyecto.

BuscApp es un producto que busca ayudar a las personas a encontrar rápidamente objetos de uso cotidiano a partir de la interacción de etiquetas inteligentes con un localizador de radiofrecuencia que identifica su posición en cuestión de segundos.

La propuesta apunta, principalmente, a mejorar la calidad de vida de los enfermos de Alzheimer y a atenuar los conflictos habituales que derivan de la pérdida progresiva de la memoria cuando esas personas se relacionan con su círculo más íntimo. Por sus características, BuscApp también puede ser de gran utilidad para personas no videntes o sordomudas, y para cualquiera que desee mantener identificados («taggeados») sus elementos personales de uso cotidiano.

En este segundo año en el que la convocatoria de CIFRA estuvo abierta al público en general, se inscribieron 30 proyectos, 19 de los cuales pasaron la primera selección y fueron evaluados por un jurado ejecutivo compuesto por: Facundo Garayoa (FONBEC), Luciano Porzio (Abanderados de la Argentina solidaria) y Betina Suarez (Lazos), representante del equipo ganador de la primera edición. Tras la primera evaluación quedaron 7 propuestas que pasaron a la instancia final, en la que debieron exponer el proyecto en 10 minutos, delante de un jurado integrado por: Taira Peña, RSE de Telefé;  Carlos March, director de Avina argentina, fundación internacional que financia y articula proyectos sociales a nivel Latinoamérica, y Damián Fernández Pedemonte, director de la Escuela de Posgrados en Comunicación de la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral.

* Según cifras proporcionadas por la Asociación Argentina de lucha contra el Alzheimer (ALMA), existen en el país 500.000 afectados por este mal y 2.000.000 de familiares involucrados, sin considerar a los cuidadores y equipos de profesionales a cargo. Además, se estima que para el 2030 se duplicará la cantidad de diagnósticos.