«Nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados; pero, al mismo tiempo, importantes y necesarios, todos llamados a remar juntos, todos necesitados de confortarnos mutuamente”, Santo Padre Francisco (27 de marzo, 2020).

Durante todo este último tiempo, vivenciamos en la Posta la metáfora de la barca que nos propone el Papa Francisco. Entendimos que cada una de las personas que colabora en la Posta es una pieza esencial, y que sin una de ellas, la Posta no funcionaría.

También, comprendimos que debemos “remar” juntos para potenciar nuestro impacto en la comunidad. La Posta Sanitaria no trabaja sola, estamos todos “en una misma barca” y cada uno, desde su lugar, puede colaborar con el proyecto.

En efecto, muchos alumnos y docentes de distintas unidades académicas de la Universidad se acercaron a la Posta para ayudarnos, a pesar de las restricciones que la cuarentena impuso al sector educativo. La cuarentena no los detuvo sino que los motivó a pensar nuevas formas de colaborar con las familias de los barrios Las Lilas y Monterrey.

Los estudiantes del Club de Liderazgo de la Facultad de Ciencias Empresariales, en conjunto con el Dpto. de Educación de la Facultad de Ciencias Biomédicas (FCB), ofrecieron asesoramiento telefónico a un grupo de familias vulnerables del barrio, en temas vinculados a la economía del hogar y la higiene.

La Clínica Jurídica, con la colaboración de alumnos y docentes de la Facultad de Derecho, sigue funcionando de forma virtual, a través de la plataforma Zoom.

El programa de apoyo escolar, coordinado por estudiantes de las carreras de Psicología y Medicina de la FCB, se ha reinventado para retomar el vínculo con los alumnos y sus familias. A partir de agosto, se retomarán las actividades atendiendo a las necesidades de los niños de la comunidad.

Alumnos y docentes de la Facultad de Ingeniería, y de la Licenciatura en Diseño de la Facultad de Comunicación, trabajaron de forma interdisciplinaria con integrantes de la FCB y el Hospital Universitario Austral (HUA) para producir protectores faciales, y así abastecer a profesionales de la salud. El Equipo de Salud de la Posta recibió una donación de estos equipos de protección, que resultan esenciales en estos momentos.

Los residentes del Servicio de Cirugía del HUA diseñaron un programa de ayuda social para detectar a las familias que tengan necesidades de ropa y alimentos.

Un grupo de alumnas de la Facultad de Comunicación están trabajando para diseñar y desarrollar las redes sociales de la Posta Sanitaria, bajo la supervisión del Área de Comunicación de FCB.

Los alumnos de 6° año de Medicina se encuentran realizando prácticas en la Posta, en el marco del Internado Rotatorio; mientras que los residentes de Medicina Familiar del HUA continúan realizando atención asistencial.

Nos da mucha alegría ver cómo la comunidad Austral, fiel a su vocación de servicio, se ha involucrado para ayudar a la Posta, a pesar de las limitaciones impuestas por la cuarentena obligatoria. En este sentido, queremos agradecer a aquellos que, desde hace mucho tiempo, vienen “remando”, y damos la bienvenida a quienes se suman a “la barca”.

Hoy más que nunca, “rememos” juntos para salir adelante.