La investigación fue llevada a cabo por científicos del Instituto de Investigaciones en Medicina Traslacional (IIMT), Conicet-Facultad de Ciencias Biomédicas, y el Instituto de Inteligencia Artificial Aplicada de la Universidad Austral (AI2).

Más de 11 mil fármacos existentes que tendrían un potencial efecto sobre distintas proteínas del nuevo coronavirus fueron estudiados a través de modelos computacionales por científicos del Instituto de Investigaciones en Medicina Traslacional (IIMT), Conicet-Facultad de Ciencias Biomédicas, y el Instituto de Inteligencia Artificial Aplicada de la Universidad Austral (AI2).

«No existen fármacos disponibles que al día de hoy hayan demostrado efectividad para combatir esta enfermedad y el desarrollo de un tratamiento curativo nuevo podría tomar muchísimo tiempo desde cero», explicó hoy a Télam Claudio Cavasotto, del IIMT.

Y continuó: «Entonces, lo que se está haciendo hoy es lo que se llama ‘reposicionamiento de fármacos’, esto es buscar un enfoque terapéutico basado en un fármaco desarrollado con anterioridad para otra enfermedad».

Con este fin, Cavasotto junto a Juan Di Filippo, analizaron mediante modelos computacionales más de 11.000 fármacos ya aprobados para su uso, con el agregado de aquellos que están avanzando en estudios en humanos que hacen blanco en distintas proteínas del virus SARS-CoV-2.

“El resultado de este trabajo es una lista priorizada de compuestos que, en un futuro cercano, podrán ser evaluadas en ensayos piloto con pacientes con Covid-19″, detalló Cavasotto.

En este sentido, explicó que «la priorización se define en base a la probabilidad de los compuestos de unirse a los receptores», y que, en la actualidad, continúan con este trabajo, «analizando otras estructuras de proteínas del virus y buscando sumar nuevas alternativas terapéuticas”.

El investigador detalló que el análisis «se limita a algunos blancos del virus, no a todos», con lo cual «no es un análisis total».

«Otros -o nosotros mismos- podrán investigar blancos alternativos, incluidos aquellos para modular la respuesta del organismo», agregó.

Entre los fármacos con mejor puntuación los especialistas encontraron aquellos que ya están en estudios clínicos, como los anti-virales Ritonavir, Indinavir, Lopinavir, y la Brilacidina, un fármaco experimental que pertenece a un nuevo tipo de antibióticos miméticos de las defensinas.

Pero también fármacos aún no evaluados como tratamiento de Covid-19, entre ellos Felypressin, Angiotensinamide, Samatasvir, CR665, Pilaralisib, Tiracizine, PF-610355, Cilazapril, Indisulam, Denibulin, y Picotamide.

«Por supuesto que todos estos compuestos deberán pasar por una evaluación en laboratorio y en humanos para validar esta capacidad antes de ser utilizadas como tratamiento», enfatizó.

Además de los fármacos mencionados, en la actualidad se están probando otras drogas como el Remdesivir, un anti-viral aprobado para el tratamiento de Ébola, o el anti-malárico hidroxicloroquina, entre otros, aunque «hasta el momento ninguno ha tenido un resultado satisfactorio y definitivo», concluyó Cavasotto.

Fuente: Télam