Cazadores de noticias, el último libro de Fernando Ruiz


Por: EPC - Dirección de Admisiones y Comunicación

Diciembre 2018. Nuestro profesor Fernando Ruiz presenta su último libro: «Cazadores de Noticias. Doscientos años en la vida cotidiana de los periodistas, 1818-2018».

> Martes 4/12 a las 18.30 h en Dain Usina Cultural, Thames 1905, C.A.B.A. (entrada libre y gratuita sujeta a disponibilidad de sala).

Te acercamos al autor y a su nueva obra a través de esta breve entrevista:

¿Cuál es el foco de este nuevo libro?

Este libro es la descripción de cómo era la vida de un periodista en Buenos Aires en seis momentos distintos de los doscientos años. El primer momento histórico es el año de la batalla de Maipu de1818, en el que recién habían aparecido los periódicos; y el último año es el actual, 2018, donde estamos en pleno ecosistema digital. El libro trata de entender la dimensión política, económica y profesional del periodismo en cada uno de esos momentos, y para eso uso la voz directa de los protagonistas, y silencio lo más posible mi propia voz.

¿Qué te motivo a escribirlo?

Mi objetivo era entender qué cambiaba y qué no en la actividad periodística. Entender qué era lo que se repetía siempre, más allá del momento histórico. Hay varias líneas de continuidad entre un periodista que estaba cuando nacía la patria, cuando la ciudad estaba en plena Semana trágica, o durante la hiperinflación de 1989. El periodismo tiene muchas continuidades, varias de ellas inesperadas. En los cuatro años que me llevó la investigación me sorpendí muchas veces encontrando reacciones y actitudes de periodistas en la historia que solemos considerar solo actuales.

¿Qué pensás sobre la transformación actual del periodismo?

Durante estos doscientos años Buenos Aires tuvo seis ecosistemas periodísticos muy distintos, y cada uno produjo un descalabro importante para el periodismo, para el ecosistema informativo general y también para el modo de vida de los porteños. Lo que pasa ahora no es distinto. Como siempre, el periodismo hará los ajustes necesarios y seguirá siendo una institución importante en nuestras sociedades. Por supuesto, no todos. Algunos no podrán adaptarse posiblemente, o no querrán.