El Instituto de Filosofía promueve la investigación interdisciplinar entre los académicos de la Universidad Austral. Los proyectos de investigación del Instituto, que se agrupan dentro de tres grandes áreas, buscan ahondar en los fundamentos ontológicos, epistemologicos, antropológicos y éticos de las diversas disciplinas que se cultivan en nuestra Universidad.

  • Fundamentos filosóficos de las ciencias naturales

Aun las teorías científicas más ampliamente aceptadas en la comunidad científica plantean problemas filosóficos de fundamentación relacionados muchas veces con cuestiones de interpretación y de articulación ínterteórica e interdisciplinar. Los problemas filosóficos de fundamentación, en muchos casos de naturaleza ontológica, suelen ser ignorados en la práctica cotidiana de las ciencias, dirigidas al logro de fines específicos y a la ampliación del campo de aplicabilidad de las teorías vigentes. Así, hace unos años han comenzado a surgir diversas subdisciplinas filosóficas, como la filosofía de la física y la filosofía de la biología, que buscan hacerse cargo de estas cuestiones desde una perspectiva que combina el saber filosófico con el conocimiento científico necesario para llevar adelante este estudio.

  • Filosofía de la persona

En su conjunto, la diversidad de escuelas y métodos filosóficos ha contribuido al conocimiento de la persona humana con fecundos análisis de la corporeidad, la subjetividad, la interioridad, la relacionalidad y la apertura a la trascendencia. En las últimas décadas, ciencias como la psicología y la neurociencia, entre otras, han estimulado además la reflexión filosófica a partir de su propia investigación. Para hacer justicia a la integralidad de la experiencia humana se hace necesaria una filosofía abierta a la discusión con las ciencias y atenta a los cambios culturales, pero también capaz de ofrecer una fundamentación ontológica de la persona.

  • Filosofía de la religión

La filosofía de la religión es una disciplina central de la exploración filosófica, y se encuentra en el núcleo mismo del preguntar humano. Sus grandes cuestiones son acerca de la existencia y la naturaleza de lo divino, su relación con el ser humano y el mundo natural, la naturaleza de la religión y su lugar en la vida humana, la verdad y racionalidad de las creencias religiosas, entre tantas otras. Últimamente, el abordaje de estas cuestiones, aunque variado en sus tradiciones (analítica, continental, o clásica, por ejemplo), busca también dar lugar a diferentes perspectivas científicas en el discurrir filosófico.

  • Virtudes y carácter

En los últimos años diferentes áreas científicas como la psicología y la educación han retomado el interés por el estudio de la virtud y la educación del carácter como un medio para comprender la persona y su potencial desarrollo. Estas investigaciones han reconocido la realidad y la necesidad del ejercicio de las virtudes en las interacciones sociales, como ser la compasión, la generosidad, la honestidad, la fortaleza, la gratitud, la lealtad, la justicia, la humildad, entre otras. Estas discusiones indefectiblemente generan un escenario interdisciplinar de reflexión donde el saber filosófico puede entrelazarse con estas áreas científicas del conocimiento y obtener así mayor solidez.