Reflexión, compromiso y acción

Dr. Julio César Durand
Decano

La realidad muchas veces nos impone sus leyes… Las cosas, las personas, las instituciones son como son, y no como nos gustaría o desearíamos que fueran.

Este “dato” no tiene por qué ser algo negativo y, al contrario, lo podemos transformar en la sólida base para inicar cualquier proyecto: para mejorar nuestras escuelas, para cambiar los comportamientos decadentes, para superar los conflictos estériles, tenemos que conocer a fondo el entorno en el que queremos actuar.

No me refiero solamente al conocimiento experiencial, que por habitual nos acostumbra, insensibiliza y a veces, inmoviliza. Todo directivo, todo docente, necesita un tiempo de reflexión que ayude a plantearse el sentido de lo que hace, el porqué de las prácticas establecidas en su institución, en su aula, en su área profesional. Una carrera universitaria, de grado o posgrado, exige una proporción elevada de esa indagación interior que acompaña la formación académica, que no puede reducirse a la transmisión de conocimientos científicos o profesionales.

En todas las carreras que dicta la Escuela de Educación se contempla esta necesidad de los educadores de hoy y siempre. Ya sea en los Talleres de integración del Profesorado Universitario o en los trayectos metodológicos de la LOGE o de la Maestría en Dirección de Instituciones Educativas, es fundamental esa reflexión personal y compartida, para asimilar y asumir las propuestas pedagógicas de cada uno de nuestros docentes.

Sin embargo, esperamos más de cada una, de cada uno de nuestros alumnos. Les proponemos mirar sus estudios, sus trabajos, sus instituciones, “con ojos nuevos” en una bella imagen que tomo de una reciente lectura. Esa novedad es el compromiso para la mejora personal como camino para incidir en la vida de quienes con nosotros se relaciona: en el aula, en la institución, en la gestión administrativa, en la supervisión, etc., etc.

Para cambiar entonces esa realidad inercial, para actuar como docentes y directivos con alto impacto, les proponemos este compromiso y desafío de formarse seriamente y sumarse con entusiasmo en nuestra Escuela de Educación.