FGR  2350La Escuela de Educación de la Universidad Austral celebró las VII Jornadas Académicas de Gestión y Dirección de Instituciones Educativas, que contaron con la participación de más de 160 personas.

El encuentro, que se realizó los días 20 y 21 de octubre en el Campus Pilar de la Universidad Austral, giró en torno del tema “Aprender a enseñar: el desafío de la formación docente inicial y continua”.

El objetivo de estos días de reflexión e intercambio fue brindar las herramientas que directivos y docentes necesitan para desarrollar su potencial y resolver con éxito los desafíos y las exigencias de la educación actual.

Tal como sostiene el Dr. Julio Durand, decano de la Escuela, la formación inicial y permanente se entrelaza continuamente en el desempeño docente. Implica planificar y ejecutar estrategias que favorezcan la actualización, el análisis del contexto social, la reflexión sobre la práctica en el contexto específico y el desarrollo de alternativas para la acción en la escuela y en el aula, con las que se ofrezcan alternativas de mejora.

En esta oportunidad, estuvieron presentes la Dra. Cecilia Veleda, directora ejecutiva del Instituto Nacional de Formación Docente; el Dr. Guillermo Jaim Etcheverry; la Cdra. Silvia Torres Carbonell, subsecretaria de Economía Creativa, Desarrollo Científico y Emprendedor de la Ciudad de Buenos Aires y directora del Centro de Entrepreneurship del IAE Business School de la Universidad Austral; el licenciado Sergio Siciliano, subsecretario de Educación de la Provincia de Buenos Aires; y las Mag. Gabriela Azar, subsecretaria de Planeamiento e Innovación Educativa del Ministerio de Educación del la Ciudad de Buenos Aires, entre otros.

Siciliano destacó la importancia de abrir el espacio de debate y relató la experiencia del Programa Buenos Aires hace Escuela, que entre otras cosas, lanza una plataforma de capacitación virtual. Destacó las evaluaciones Aprender como una posibilidad para poder conocer mejor la realidad y mejorar desde ahí.

“No creo en las políticas que salen de la Plata para todo el territorio. Muchas veces no sirven, no se les pueden dar continuidad porque no tratan los problemas reales. Estos debates reales, más allá del fanatismo van a dar políticas educativas que nos trasciendan y que sean eficaces para el futuro”, sostuvo.

“Últimamente las escuelas perdieron su foco. Perdimos aquello tan valioso que alguna vez nos motivó: transmitir una disciplina a los alumnos. Es importante recuperar el que alguna vez fue el rol de las escuelas. Nos hemos alejado de la enseñanza, nos hemos convertido en asesores de pareja, psicólogos”, concluyó.

La conferencia inaugural estuvo a cargo de la Dra. Cecilia Veleda quien sostuvo que “estos intercambios entre académicos, investigadores, autoridades y docentes son muy necesarios”. Durante su exposición detalló el Plan Nacional de Formación Docente. Además, destacó que se han desarrollado estudios internacionales para ver cuáles son las claves de las diferencias en los resultados dispares en pruebas del tipo Pisa, entre países con estructuras socioeconómicas similares. “El resultado dice que lo que marca la diferencia es la formación docente”.

Afirmó que el objetivo del Instituto Nacional de Formación Docente (INFD) está en “mejorar la calidad de la formación inicial: orientarse en función de las capacidades esperadas de los egresos, afianzar la formación de directivos y profesores, mejorar la formación en la practica profesional, mejorar condiciones institucionales y realizar un único estudio nacional”. Buscarán, además, atraer a los jóvenes a la formación docente.

“Tenemos muchos síntomas en la Argentina que indican que tenemos que estar muy preocupados por el estado de la Educación. Síntomas que se presentan en el ingreso de los estudiantes a la universidad, con el ingreso al mercado laboral y las habilidades que tienen, las empresas están más preocupadas que nunca”, concluyó Veleda.

Durante la clausura de la segunda jornada, el Dr. Guillermo Jaim Etcheverry destacó que “la tarea del docente es clave, esencial, fundamental”, y que es prioritaria la rejerarquización social del docente.

“La educación es una tarea de personas, de ejemplo, por eso es importante la calidad del docente”. “Educar es ayudar al otro a que vea sus posibilidades como humano. Ayudar a una persona a llegar a ser lo que es capaz de ser”, sostuvo.

“Estamos viviendo en una cultura que tiende a vivir en la superficie de las cosas. Es importante que la escuela no se deje llevar por las modas, que mantenga la esencia de las características fundamentales. No hay que dejarse impresionar por el uso de la tecnología. La tecnología nos permite hacer cosas impensadas, pero hay que pensar el para qué de estas cosas”

“El aprendizaje de la lengua sigue siendo central, aunque nos olvidemos de ella”, destacó Jaim Etcheverry. “La creación del mundo interior de los chicos depende de los padres y de los maestros. Debemos volver a asumir la responsabilidad de la transmisión de la herencia del saber de los adultos”, concluyó.

En el cierre de las jornadas, el Dr. Julio Durand, decano de la Escuela de Educación, destacó los beneficios de las diferentes visiones que se escucharon a lo largo de las Jornadas. “Me parece interesante que haya contradicciones y así plantearnos preguntas”.