Compartir

El arquero de Real Pilar, el club de fútbol pilarense compitiendo en la Copa Argentina, realizó pruebas en la Universidad Austral del sistema virtual que apunta a entrenar aspectos de difícil resolución en un entrenamiento convencional: la concentración y las presiones del entorno, típicas en una situación real de competencia a estadio lleno.

En el marco del Programa de Ciencias del Deporte 2019 de la Universidad Austral, que propone un abordaje integral e interdisciplinario del deportista, surgió este proyecto de entrenamiento virtual de arqueros, con foco en aspectos psicológicos trascendentales para su desempeño, y con el aporte de diversas áreas de la Universidad que trabajaron en forma colaborativa.

El módulo de Psicología del Deporte dentro de dicho Programa, liderado por Sebastián Blasco, contempla profundizar aspectos vinculados a la concentración y control de presiones, y en coordinación con Alejandro Chapero, de la Facultad de Ingeniería, se ideó implementar un prototipo de realidad virtual que pueda trabajar sobre estas dos variables. Fue así como profesores y alumnos del laboratorio de Realidad Virtual, coordinados por el profesor Javier Spector, trabajaron en la implementación de la idea que ya pudo ser probada por un deportista de alta competencia: Tomás Sultani, del equipo Real Pilar, que disputa la Copa Argentina y compite en el campeonato de Primera C, la cuarta categoría de mayor importancia en el fútbol argentino.

El sistema recrea un entorno deportivo con estímulos adversos que actúan como distractores, y pone a prueba los reflejos y concentración del deportista, como así también su desempeño sometido a presiones (cánticos, insultos, pirotecnia) para atrapar pelotas que le llegan de diferentes ángulos y a diferentes velocidades. “La idea es que deportista, pueda vivenciar dicho entorno de adversidad y a través de la mera exposición repetida a dicho estímulo, pueda transformarlo en un ámbito habitual”, señala Blasco.

En cuanto a la complementariedad de este tipo de ejercicio con el entrenamiento habitual, Sultani reflexionó: “En el entrenamiento diario se entrena más lo físico, el movimiento. En cambio esto te permite trabajar la cabeza, la presión en el momento de un partido. Si practicás estas simulaciones seguido, te pueda ayudar mucho a mejorar tu capacidad de concentración y a controlar las presiones en el momento de juego en un estadio importante lleno.

De esta forma, la tecnología se incorpora al deporte de alto rendimiento para trabajar aspectos que en el campo no sería posible. El desarrollo se viene ajustando en este trabajo con Real Pilar, pero la idea es ponerlo a disposición de todos los clubes de fútbol de la Argentina e incluso de la región, ya que puede ser personalizado según las necesidades que planteen entrenadores y jugadores.

El sistema de realidad virtual

El equipo está compuesto por un casco con dos joysticks. En un monitor el entrenador puede observar la performance del deportista durante el ejercicio y compararla con otros tests. El arquero recibe disparos de cinco pateadores diferentes: le van lanzando pelotas desde diferentes ángulos y a distintas velocidades y alturas, y debe responder según determinadas consignas, como por ejemplo con la mano abierta o cerrada. Mientras tanto, enfrenta una serie de estímulos que van desde cánticos de hinchada a favor o en contra, insultos, ruidos fuertes de pirotecnia. De esta manera, el prototipo busca ejercitar concentración, desempeño bajo presión y capacidad de reacción, características fundamentales para arqueros y para deportistas en general.

El Programa en Ciencias del Deporte

Este desarrollo es una instancia más de innovación dentro del inédito Programa de Ciencias del Deporte de la Universidad Austral, que inició su primera edición en junio de este año y apunta a un abordaje 360 del deportista; un abordaje interdisciplinario que incluye la medicina deportiva, la psicología, el marketing, el derecho, la filosofía, las finanzas, entre otras especializaciones implicadas en la práctica deportiva y en el óptimo desempeño de sus protagonistas. Para más información sobre el programa, ingresar aquí.

Compartir
La Universidad Austral está entre las principales universidades del mundo con menos de 50 años y entre las más prestigiosas de América Latina, según QS World University Rankings.