Compartir

El Consejo de Rectores de Universidades Privadas de la Argentina llevó a cabo su último Plenario del año en el Campus de Pilar de la Universidad Austral. El encuentro contó con la presencia del nuevo Secretario de Políticas Universitarias de la Nación, Pablo Domenichini.

El viernes 7 de diciembre, en el Campus de Pilar de la Universidad Austral (UA), se realizó el último encuentro del año del Consejo de Rectores de Universidades Privadas de la Argentina (CRUP). 

El Plenario de Rectores contó con una importante convocatoria. En el auditorio del Edificio de Grado se congregaron las autoridades de 45 universidades de todo el país, 38 de ellas representadas por sus rectores.

Izq. a der.: Juan Carlos Mena, vicepresidente del CRUP; Néstor Blanco, secretario ejecutivo de los CPRES de la SPU; Pablo Domenichini, Secretario de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación; Rodolfo De Vincenzi, presidente del CRUP; Julián Rodríguez, rector de la Universidad Austral; Gastón Odonnel, vicepresidente segundo del CRUP, y Hector Sauret, Secretario del CRUP.

 

Al inicio del encuentro, tomó la palabra el nuevo Secretario de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación, Pablo Domenichini, quien por primera vez dialogó con el conjunto de los rectores. “El camino para construir mejores políticas públicas y fortalecer la gestión es el del diálogo, el intercambio de opiniones. La universidad es, sin lugar a dudas, donde el espíritu crítico y la oportunidad de aportar ideas deben ganar un lugar de excelencia. Por ello, nos nutrimos de sus ideas para construir en conjunto las definiciones finales desde las cuales el Ejecutivo aplicará normas o generará planes de acción concretos”, afirmó el funcionario nacional.

Durante la reciente cumbre del G20 en Argentina, el gobierno nacional incorporó con fuerza la discusión de la educación como uno de los ejes de trabajo, lo cual estuvo presente en la declaración final. “Desde el Ministerio de Educación, esto nos abrió un abanico de posibilidades gracias a la firma de una serie de convenios de cooperación con Francia y Estados Unidos, entre otros países”, destacó Domenichini.

Al respecto de la internacionalización, Secretario de Políticas Universitarias sostuvo que desde la Secretaría se impulsa la movilidad estudiantil con el fin de generar las condiciones reales para que muchos argentinos puedan cursar parte de su trayecto formativo en otro país y también de recibir estudiantes extranjeros. “Estamos fortaleciendo el programa ‘Estudiá en Argentina’ de forma transversal entre varios Ministerios y Secretarías, para brindarle al joven que viene a estudiar al país una experiencia positiva. Además, estamos tratando de fortalecer la movilidad en el marco del Mercosur, con el hito que representa la firma de un acuerdo, durante la última reunión de ministros de Educación en Uruguay, para la convalidación de títulos en el marco de la región”, declaró.

Finalmente, Domenichini repasó los ejes conceptuales que guían a la Secretaría de Políticas Universitarias: “La necesidad de que el sistema tenga coordinación y planificación estratégica pero pensado, principalmente, en responder al desarrollo de nuestro país. En ese sentido, les pedimos a las instituciones que miren hacia afuera, más allá de todo lo que generan, de sus buenas prácticas y de lo bien que hacen en la formación de nuestros jóvenes; y nos acompañen a pensar en cómo lo trasladamos y lo ponemos en un plan concreto para el crecimiento del país”.

“Agradezco que me hayan dado la posibilidad de participar en este plenario del CRUP porque apostamos al diálogo en éste y otros ámbitos de trabajo, como lo es también la Secretaría Ejecutiva de los CPRES, para pensar y construir las mejores políticas públicas para el sistema”, concluyó el secretario de Políticas Universitarias.

La primera instancia del Plenario de Rectores también contó con la participación de Néstor Blanco, el nuevo Secretario Ejecutivo de los Consejos Regionales de Planificación de la Educación Superior (CPRES), quien enfatizó la voluntad de esa entidad de acompañar a las instituciones para ser los transmisores de voluntades que puedan acercar.

Al mismo tiempo, Blanco instó a las autoridades a participar de los consorcios -teniendo en cuenta sus condiciones y la naturaleza socio económica de cada territorio- y que sean uno más dentro de ellos para ayudar a expandir el sistema. “Todo lo que represente interinstitucionalidad y nos ayude a constituir sinergia entre las instituciones es el rumbo que queremos tomar, por ese motivo los invitamos a que nos ayuden y que esto esté presente en nuestras conversaciones porque en cada territorio y en cada institución el modo de operar es diferente y queremos articularlos”, expresó.

Además, invitó a los rectores a reflexionar sobre la generación de recursos educativos de fuente abierta, en referencia a la incorporación de la tecnología celular en el aula: “Si nuestros alumnos utilizan en todo momento los celulares, éstos tienen que convertirse en un instrumento educativo y desde la Secretaría se puede trabajar para ello. No se trata solamente de la educación a distancia, sino también del uso más integral de un recurso educativo que intermedie, comunique y traslade la situación áulica a cualquier ámbito, aspirando a que la formación continua no tenga que ver solamente con la vida de una persona, sino con todas las instancias que esa persona transita”.

Plenario de Rectores

Tras las intervenciones de los funcionarios nacionales, comenzaron a tratarse los principales ejes temáticos de la jornada: inclusión, pertinencia, calidad y internacionalización, entre otros.

 

Principalmente, hicieron foco en el desarrollo de nuevas formas de financiamiento que permitan que la universidad pueda atender la necesidad de incluir a más ciudadanos con formación en educación superior con el objetivo de aumentar la masa productiva y, de ese modo, que el crecimiento del país sea más equitativo en su distribución.

Los rectores también dialogaron sobre los avances en la creación de un instrumento que permita generar incentivos a los sectores productivo y empleador para invertir en materia de investigación, desarrollo e innovación para las universidades, lo que trascenderá en las empresas también en forma de desarrollo productivo y tecnológico. “La idea es que con un instrumento de desgravaciones impositivas hacia las empresas como incentivos, se logre que la universidad y los sectores productivo y empleador puedan generar proyectos y compartir fondos para el cumplimiento de los mismos. Lo que logrará una proximidad mayor entre universidad y empresa, con la consecuente mejora de pertinencia. Consideramos que esta iniciativa es virtuosa y debe constituirse en una política pública”, explicó el Dr. Rodolfo De Vicenzi, presidente del CRUP.

Este proyecto se lleva adelante desde el CRUP, no sólo con la integración del Consejo Interuniversitario Nacional, las cámaras de la industria y las distintas asociaciones empresarias, sino también con el gobierno nacional y distintos bloques del Congreso con quienes se ha trabajado.

Los funcionarios nacionales hicieron mención a esta iniciativa en particular. En ese sentido, Domenichini expresó: “Hemos planteado la necesidad de la promoción del sistema universitario y cada una de sus instituciones con el tejido socio productivo. En ese marco, creemos que es importante la posibilidad de pensar en esquemas asociativos y fortalecer alianzas estratégicas para generar I+D+I”.

Por su parte, Blanco agregó: “El Ministerio tiene una vocación de acompañar en la creación del instrumento legal que permita mejorar el financiamiento y sostenibilidad de las instituciones, particularmente alrededor de proyectos de innovación, desarrollo e investigación. Sabemos lo difícil que es para las instituciones privadas que se sostienen con el arancel poder hacer emprendimientos de I+D+I. Si bien desde los CPRES podemos tener un rol menor, vamos a insistir en esto entendiendo que puede ser la investigación y el desarrollo aplicado desde una mirada territorial”.

Por otro lado, los rectores compartieron los resultados de los avances producidos tanto en el seno de vinculación académica en educación a distancia como en la validación de los sistemas internos de cada una de las universidades. “Sin dudas, la educación a distancia genera mejores formas de inclusión y los sistemas de validación aseguran que esto se produzca en un marco de calidad”, aseguró el presidente del CRUP.

 Un trabajo en red

Consultado por la realización del último Plenario del año en la Austral, su rector, Mag. Julián Rodríguez, afirmó: «Al acoger al CRUP en nuestra sede, la Austral tiene una gran posibilidad de fortalecer vínculos con otras universidades porque no imagino otro modo de seguir trabajando por la mejora de la calidad de la docencia y la investigación universitaria, y de la innovación en las metodologías de aprendizaje que con un trabajo en red con todas las universidades y, particularmente, con aquellas que forman parte del Consejo».

«Esta reunión nos permitió trabajar juntos para generar propuestas de políticas públicas que impulsen la educación superior en su conjunto y, en particular, que fomenten, colaboren y alienten proyectos de educación superior que se lleven a través de una gestión privada», concluyó el rector de la UA.

 

Izq. a der.: Julián Rodríguez, rector de la Universidad Austral; Pablo Domenichini, Secretario de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación, y Rodolfo De Vincenzi, presidente del CRUP.

 

Compartir
La Universidad Austral está entre las principales universidades del mundo con menos de 50 años y entre las más prestigiosas de América Latina, según QS World University Rankings.