Compartir

El Dr. Julio César Durand, decano de la Escuela de Educación de la Universidad Austral, efectuó un análisis a raíz de la creación de una nueva universidad de formación docente, UniCABA, que convivirá con los ya existentes institutos de formación docente o profesorados.

Hoy, después de un año de debate y en medio de un clima hostil, en la Legislatura porteña se aprobará -con mayoría automática del oficialismo- la creación de la Universidad del Docente (UniCABA), una iniciativa del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires fuertemente cuestionada por los profesorados y gremios.

Análisis del Dr. Julio César Durand, decano de la Escuela de Educación de la Universidad Austral.

  • “La iniciativa del gobierno de mover la agenda educativa, incubando algo arriesgado en su gestión de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es un ejemplo para el resto de jurisdicciones. La creación de la Universidad del Docente se puede considerar como la primera gran apuesta por un cambio de alto impacto en la educación, luego de décadas de declaraciones y cambios cosméticos”.
  • “La existencia de una gran cantidad de Institutos de Formación Docente es un verdadero anacronismo, difícil de encontrar en otros lugares del mundo. Se la sigue llamando educación superior no universitaria. Es difícil hallar una denominación más estigmatizada”.
  • “En casi todos los países, hace un siglo que las escuelas normales se transformaron en universidades más o menos comprensivas, de gestión privada o estatal, contribuyendo sobretodo al posicionamiento de la profesión docente como una opción profesional válida”.
  • “El proyecto que finalmente se vota es una versión sensiblemente mejorada respecto a la primera propuesta. Le da a la nueva institución un carácter más universitario, no acotándola a la formación docente y permitiendo otras propuestas formativas acordes a los tiempos actuales y con un futuro de cambios e incertidumbre ya instaurado. Además, se abandona o modera la idea de absorción o fusión de los 29 institutos ya existentes, muchos con larga trayectoria y reconocimiento. Con adecuadas políticas públicas y estímulos se podrá articular los proyectos educativos de todas las instituciones existentes, decidiendo cada comunidad académica responsablemente la manera en que rinde cuentas de los recursos que la sociedad le asigna para cumplir su misión. Las evidencias acumuladas hasta el momento señalan la necesidad de importantes cambios para atender el nuevo contexto educativo y el rotundo fracaso de los actuales institutos para atender esos desafíos. Nos parece mucho más recomendable concebir a la nueva universidad y a las instituciones existentes -estatales y privadas- como integrantes de un nuevo sistema formativo, una verdadera red que permita alcanzar una misión compartida. En definitiva se puede caracterizar como un desafío de organización y gestión, y no una dinámica de enfrentamiento político como propuso el gobierno y obtuvo la respuesta acorde por parte de sus adversarios ideológicos”.
  • “Convendría, en realidad, hablar de la creación de un verdadero sistema red de instituciones que permitan asegurar una misión compartida. En definitiva, se trata de un desafío de organización y de gestión”.
  • “Hay muchísimas experiencias de éxito de estos sistemas multi-campus, multi-sedes, multi-institucionales con adecuado cuidado de la calidad, dinámicas internas de toma de decisiones y de coordinación, para lograr un adecuado cumplimiento de la misión, en este caso, de la formación de los maestros del siglo XXI”.
  • “No se trata simplemente de la creación de una universidad más, como ha pasado casi sin mayor noticia durante la anterior gestión con la creación de instituciones como premio a distintos caciques locales, si no de una verdadera propuesta para crear un sistema actualizado, contemporáneo, para formar docentes de modo apropiado”.
  • “Es preocupante que por toda respuesta, los gremios vuelvan a presentar su tradicional práctica extorsiva: la manifestación violenta. No parece que sea el modo de intercambiar ideas y de proponer la alternativa superadora que consideren”.
  • “El verdadero foco que no hay que perder de vista es la auténtica profesionalización que conduzca al reconocimiento social de la profesión docente”.

Compartir
La Universidad Austral está entre las principales universidades del mundo con menos de 50 años y entre las más prestigiosas de América Latina, según QS World University Rankings.