Compartir

Pero de las ocho elecciones posteriores a la reforma de la constitución es tan solo el sexto mejor resultado. En un informe elaborado por el profesor Macelo Bermolén de la Escuela de Gobierno de la Universidad Austral, se observan algunas tendencias y reflexiones sobre el nuevo escenario político del país vecino.

 

 

Algunos puntos del análisis del profesor Macelo Bermolén de la Escuela de Gobierno de la Universidad Austral sobre la elecciones presidenciales en Brasil:

  • Desde el 2002 a la fecha las elecciones en Brasil no se definieron en la primera vuelta y requirieron de un Ballotage.
  • Desde la sanción de la nueva constitución de 1988 que se aplicara en las elecciones presidenciales de 1989, los datos duros indican que quien gano la primera vuelta siempre se impuso en la segunda. Fernando Haddad enfrenta el desafío de quebrar esa tendencia por vez primera.
  • Para hacerlo debería mantener sus propios votos (29,27%) y acumular los de sus competidores y seguidores: Ciro Gomes (12,47%) y Geraldo Alckmin (4,76%) para igualar la intención de voto de Jair Bolsonaro (46,03% vs. 46,50%) Dicho de otro modo, Bolsonaro hoy suma los votos conjuntos de sus tres seguidores.
  • Jair Bolsonaro obtuvo la diferencia más alta en primera vuelta, de las últimas cuatro elecciones, sin embargo, alcanzó tan solo el sexto mejor resultado en primera vuelta,  considerando las ocho elecciones presidenciales bajo el formato de la Constitución de 1988. Aunque, vale destacar, muy cerca del promedio del 47,32% que arroja la trilogía de elecciones presidenciales 2002/2006/2010.
  • Desde el aspecto cualitativo, los crecientes escándalos de corrupción del país y la pérdida de confianza en la democracia y sus instituciones (tendencia que se observa en todo Latinoamérica desde 2010, según el Latinobarómetro) han puesto a Brasil en la dicotomía de elegir entre el pasado populista y un futuro nacionalista representado por una expresión de extrema derecha.
  • El llamado “Mani Pulite” de Italia terminó con la llegada al gobierno del fundador de “Forza Italia” Silvio Berlusconi quien marcó una era en el poder de ese país accediendo en tres oportunidades a presidir el Consejo de Ministros. El triunfo de Jair Bolsonaro en primera vuelta, pone a Brasil en una situación análoga tras los escándalos del “Lava Jato”, quien además de encarnar el antilulismo muestra una tendencia similar en el giro ideológico.

Ver informe completo

Compartir
La Universidad Austral está entre las principales universidades del mundo con menos de 50 años y entre las más prestigiosas de América Latina, según QS World University Rankings.