Compartir

Un día como hoy, el 18 de julio de 1978, la Asociación Civil de Estudios Superiores (ACES), propietaria de la Universidad, inició su primera actividad académica. Se trató de un curso dirigido a la alta dirección de empresas, dictado por profesores del IESE contratados por ACES. En ese momento comenzó la actividad educativa de ACES, y por carácter transitivo de la Universidad Austral en su conjunto.

 

Los primeros alumnos. Cuarenta fueron los primeros alumnos que participaron del primer curso organizado por ACES el 18 de julio de 1978. El programa estuvo dirigido a ejecutivos de alta dirección de empresas y duró una jornada y media.

 

 

Como explica el Profesor Emérito José Luis Gómez López-Egea, quien fue uno de los primeros miembros de ACES y colaboró en la organización de aquel primer programa: “El día 18 de julio de 1978, se puso en marcha la primera actividad de la ya creada Asociación Civil de Estudios Superiores, que desde el principio soñaba con ser una universidad con todas las de la ley. Inspirada en los valores y en el empuje de san Josemaría”.

Meses después, a fines de 1978, se firmó un acta constituyendo el IAE (Instituto de Altos Estudios Empresariales) bajo la personaría jurídica de ACES. En su libro dedicado a los inicios del IAE Business School, el Profesor Gómez afirma: “La Universidad Austral fue primero solamente IAE”[i].

De esta manera, al Igual que la Universidad en su conjunto, el IAE también ha decido establecer su fecha fundacional el 18 de julio de 1978, puesto que aquel primer curso organizado por ACES dio lugar a la creación de esa primera unidad académica. Por tal motivo, saludamos a quienes trabajan en el IAE por el doble aniversario.

Luego, a partir de 1991, llegarían las demás unidades académicas, puesto que en términos jurídicos a partir de la década del ’90 el gobierno nacional, de aquel momento, autorizó nuevamente la creación de universidades privadas; restricción que existía desde 1973.

Para quienes desean saber un poco más o despejar algunas dudas, a continuación compartimos información complementaria.

________________________________________

Información complementaria

Desde mediados de los años ‘60 un grupo de personas, alentadas e inspiradas por san Josemaría, buscaba concretar el sueño de iniciar una universidad que fomentase los valores humanos y que tuviera a las personas en el centro de su quehacer. Después de varios años y de muchos intentos, a fines de 1977 se constituyó ACES, Asociación Civil de Estudios Superiores, cuya personaría jurídica recién se aprobaría al año siguiente. Según sus estatutos el objetivo fundacional era iniciar una universidad.

¿Por qué ACES no fundó directamente una universidad, si esa era su intención?

ACES no fundó directamente una universidad por dos motivos. En primer lugar, jurídicamente no era posible obtener del Estado Argentino, por ese entonces, la aprobación de actividad universitaria de ningún tipo. Los “títulos” que otorgaba ACES eran certificados de asistencia a cursos no oficiales. Si bien a comienzo de los ’80 ACES realizó consultas en el Ministerio de Educación sobre la posibilidad de registrar oficialmente una universidad privada, recién a principios de 1991 llegaría la aprobación oficial de la Universidad Austral.

 

En los inicios. José Luis Gómez, quien en ese momento representaba a ACES y luego sería Rector de la Universidad y Decano del IAE; junto a Juan Antonio Pérez López, del IESE de la Universidad de Navarra, quien fue profesor del curso de 1978.

 

 

En segundo lugar, luego de haber desestimado comenzar con actividades educativas vinculadas a humanidades, entre otras ideas, la Comisión Directiva de ACES de los comienzos vio conveniente iniciar el proyecto universitario a través de una escuela de negocios, que permitiera tener contacto con el mundo empresarial y así facilitar las condiciones materiales para el proyecto más ambicioso.

Hace dos años, en 2016, la Universidad celebró sus 25 años y ahora, de repente, tiene 40. ¿por qué este cambio?

Efectivamente en 2016 la UA celebró sus 25 años en cuanto a una universidad jurídicamente aprobada por parte del Estado, que es coincidente con el inicio de las facultares. Sin embargo, analizando con exactitud los propósitos de ACES desde sus inicios, es justo reconocer que el proyecto universitario nació mucho antes, con una unidad académica dedicada a la capacitación de ejecutivos y que no requería otorgar títulos oficiales, como sí lo hacían las universidades públicas. Hay evidencia de sobra de que si se hubiese podido fundar una universidad con personaría jurídica no habría ninguna duda de que se hubiera hecho.

Compartir
La Universidad Austral está entre las principales universidades del mundo con menos de 50 años y entre las más prestigiosas de América Latina, según QS World University Rankings.