Compartir

IMG_3281

En el marco de esta visita, además, se firmó un convenio de cooperación y de creación de una Cátedra Scholas en el ámbito de la Escuela de Educación de la Universidad Austral, destinada y abierta a todas las unidades de la institución, con el objetivo final de formar líderes para una humanidad de encuentro y paz, por medio de seminarios, actividades de optimización docente y colaboración con proyectos que permitan poner a la Universidad en servicio activo, respondiendo a las necesidades de su entorno.

Tal como sostuvo el Dr. García Pintos, el encuentro permitió compartir con universidades del mundo, el pensamiento pedagógico del Papa Francisco, inspirador de la filosofía Scholas, con la intención de avanzar en la propuesta de un cambio desde la Educación, que permita un mundo más humano.

“Durante el acto de clausura, el Papa Francisco no dudó en definir al mundo como “cruel”, y exhortó a trabajar desde la Educación para poder recuperarlo del estado de quiebre en que se encuentra”, destacó.

“La idea del Papa Francisco es que se ha roto el pacto educativo y que los actores deben responsabilizarse del mismo, trabajando decididamente para restaurarlo. Para ello, convoca fundamentalmente a educadores e instituciones, a las familias y a la sociedad en su conjunto.

En este contexto, se plantea que los docentes universitarios y las universidades no son ajenos a la convocatoria. Su responsabilidad es la de orientar, ordenar y alentar el compromiso social de los futuros profesionales, al margen de capacitarlos técnicamente con excelencia. El desarrollo complejo y profundo de la ciencia, requiere cada vez más de una consciencia clara, decidida y orientada hacia los valores que sustentan el bien común.  Ciencia sin consciencia, es equivalente a desorden (riesgoso) y afectación del cuerpo social. Ciencia con consciencia, es el objetivo.

A partir de esta convicción, las universidades son llamadas a asumir el compromiso de invertir recursos para propulsar un nuevo modelo de desarrollo centrado en el encuentro y en la solidaridad, que centralice sus intenciones en el respeto de la persona y privilegie todo aquello que personalice.

El verdadero cambio debe partir de una reorganización positiva de los valores que se encuentran en la base de nuestra cultura, y que la vida actual ha olvidado o desvirtuado; es necesario reflexionarlos, profundizarlos y reformularlos a la luz de los cambios del mundo.

Crear desde la Educación una nueva ecología intelectual, un modo diferente de percibir, pensar, interpretar y operar la realidad; el logro final de una coherencia entre lo que pensamos, sentimos y hacemos.

El Papa Francisco recurre reiteradamente a la imagen de educar cabeza, corazón y manos, es decir, enseñar a pensar, enseñar a sentir bien y enseñar a comprometerse con el mundo y con el bien común, procurando como resultado, un neohumanismo que nos recupere como hermanos”, concluye García Pintos.

Quienes estén interesados en participar de los proyectos de la Cátedra Scholas, sumar sus iniciativas, o programas de otras unidades académicas, pueden escribirle a Julio Durand: jdurand@austral.edu.ar.

Compartir
La Universidad Austral está entre las principales universidades del mundo con menos de 50 años y entre las más prestigiosas de América Latina, según QS World University Rankings.