Compartir

Universidad-Austral-IAE-Business-School-Conciliacion-Familia-Empresa-un-nuevo-pacto-es-posibleSe trata de la tercera edición de un estudio que se lleva a cabo desde el año 2011, que recoge buenas prácticas realizadas por las empresas argentinas a favor de la conciliación trabajo-familia de los empleados, a fin de promover entornos familiarmente responsables, que tengan un impacto positivo en las empresas, las familias y las sociedades.

Patricia Debeljuh, Directora del CONFYE, subrayó que este pacto es necesario porque “destinamos mucho tiempo en dos ámbitos que nos desarrollan como personas, que son el trabajo y la familia. Habitualmente pensamos que estos dos ámbitos compiten entre sí”, y agregó que “tenemos que trabajar en ese pacto para que se logren armonizar esos dos espacios vitales para el pleno desarrollo de las personas”.

Tras sus primeras dos publicaciones, esta tercera guía presenta todo lo que las empresas están haciendo para apoyar el ciclo vital de la familia: desde la conformación de la pareja y el crecimiento de los hijos, hasta acompañar las diferentes situaciones que puede atravesar una familia, como ser problemas de salud, una emergencia o la pérdida de un ser querido. “Hemos podido comprobar que el apoyo a la familia es creciente, continuo y cada vez más sostenible”, asegura Debeljuh.

Políticas que atiendan la maternidad, el cuidado de los hijos y el apoyo a la lactancia materna son quizás las más conocidas en esta línea, aunque la especialista agrega que “si bien el primer agente de cambio en pos de la conciliación familia-trabajo ha sido la mujer, rápidamente hemos podido aplicar estos conceptos a los varones también, porque ellos también tienen una familia, tienen una vida fuera del trabajo, y necesitamos trabajar efectivamente en una igualdad para todos”.

Cierto es que las nuevas generaciones han sido un motor muy grande para el avance de estas buenas prácticas, ya que tienen una expectativa respecto a su relación con el trabajo, diferente a la de generaciones anteriores. “Los varones y mujeres jóvenes le están pidiendo a las empresas más flexibilidad. Muchas veces dicen ´no quiero repetir el modelo de éxito que veo en mis jefes´, que a lo mejor han dedicado mucho a su trabajo descuidando quizás su vida familiar o aspectos de su vida personal. La nueva generación está aportando muchísimo en este sentido”, concluye Debeljuh.

Cualquier empleador que esté interesado en el desarrollo integral de sus empleados, ya sea en una gran compañía o en una PYME, puede tomar este camino hacia una empresa familiarmente responsable. “Uno trabaja estos temas y en definitiva uno trabaja por la felicidad de la gente. Entonces es una fuente inagotable de satisfacción”, asegura Patricia. A ello hay que agregarle un dato de suma relevancia, que son los beneficios para las mismas empresas: “la investigación demuestra que esto tiene muchísimos beneficios en términos de atracción y retención de talento, de disminuir el ausentismo y la rotación, de tener gente más comprometida, más satisfecha, más motivada, más productiva”.

Por último hay que agregar que el Estado tiene una responsabilidad en este tema, porque “desde la legislación laboral se podrían convertir en política pública las acciones que hoy en día muchas empresas ya están haciendo voluntariamente. Nos parece también sumamente relevante que los sindicatos se sumen a esta apuesta”, concluye.

Accedé a la guía haciendo clic acá.​​

Compartir
La Universidad Austral está entre las principales universidades del mundo con menos de 50 años y entre las más prestigiosas de América Latina, según QS World University Rankings.