Compartir

jjeeDeclarado de Interés Educativo por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, el evento organizado por la Escuela de Educación de la Universidad Austral fue titulado: “Gestionar instituciones educativas socialmente responsables: aprender, servir, innovar”, y contó con la presencia de especialistas, directivos y referentes que se dieron cita en el Auditorio del IAE Business School.

“¿Podemos ser socialmente ‘irresponsables’?” Con este espíritu Julio Durand, decano de la Escuela de Educación, planteó el eje del debate de estas jornadas: “Aunque nos cueste admitirlo, muchas veces actuamos, personal e institucionalmente, como si no fuéramos a responder por las consecuencias de nuestros actos. Quizás no lo proponemos de un modo explícito, pero estamos permanentemente expuestos a vivir reduciendo o acotando el alcance de nuestra mirada a nuestro propio yo, a nuestro propio círculo íntimo, a nuestro propio ‘pequeño cosmos’, y en consecuencia, a ni siquiera registrar lo que está más allá de ese foco reduccionista. Sin quizás proponérnoslo, podemos convalidar como educadores y directivos un enfoque egoísta, cortoplacista y miope de nuestras comunidades educativas. Tarde o temprano una concepción tan empobrecida de la misión educativa termina por desencadenar desafíos y reproches que no pocas veces terminan en dolorosos choques con una realidad que nos empeñamos en soslayar”.

La apertura de las jornadas estuvo a cargo del Dr. Abel Albino, fundador de CONIN, que expuso acerca de la importancia del afecto, la educación y la nutrición en el desarrollo del niño.

jjee 2“Más de sesenta millones de niños tienen sus necesidades básicas insatisfechas”, sostuvo. “Es importante combatir la pobreza y la ignorancia. La principal riqueza de un país es su capital humano, y si ese capital está dañado, no tenemos futuro”.

Durante su exposición desarrolló lo que él llama los “Cinco pasos para ser una gran Nación”: preservar el cerebro, educar, tener cloacas, agua corriente y caliente, y luz eléctrica. Además, volvió a hacer hincapié en la importancia del cariño para el ser humano, y en el papel fundamental de la familia en la formación de la persona: “La familia es la única escuela de humanidad que existe”, sostuvo, en tanto remarcó que todos tenemos la posibilidad de ayudar a cambiar la realidad, para lograr un país con igualdad de oportunidades. “No venimos a descansar, estamos acá para hacer cosas grandes”, concluyó, acompañado por el aplauso de todos los presentes.

De este modo se abrió la invitación a reflexionar acerca de la Responsabilidad Social Educativa (RSEdu) y de sus tres apoyos fundamentales. Tal como sostiene Julio Durand, “es necesario reconocer que tenemos que ‘aprender’ a vivirla, a ejercitarla, y a practicarla. Lo que antes era suficiente para cualquier institución educativa, en muchos aspectos se muestra superado o deficiente a la luz de las demandas de una sociedad mucho más compleja, fragmentada, conflictiva. La RSEdu nos invita a incorporar a muchos más actores, stakeholders,  que se transforman en interlocutores de la institución y la obligan a cambiar, responder, mejorar, aprender, al mismo tiempo que introducen aire fresco en las aulas, en la ilusión de los maestros, en el aprendizaje de los alumnos.”

Compartir
La Universidad Austral está entre las principales universidades del mundo con menos de 50 años y entre las más prestigiosas de América Latina, según QS World University Rankings.