Compartir

Universidad-Austral-FCE-investigacion-seguridad-alimentaria-agronegociosConvencidos de que la Argentina es de los pocos países del mundo que puede responder al desafío de alimentar saludablemente a su población al mismo tiempo que exportar seguridad alimentaria al mundo, el Centro de Agronegocios y Alimentos (CEAg) de la Universidad Austral, en asociación con el Programa de Agronegocios y Alimentos de la FAUBA y el Centro de Estudios sobre Políticas y Economía de la Alimentación (CEPEA), realizó una investigación académica titulada: Comer saludable y exportar seguridad alimentaria al mundo: Aportes para una Política Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional”.

“Argentina puede alimentar internamente a su población de manera saludable y respondiendo a una importante demanda social, sin dejar de potenciar y desarrollar su capacidad exportadora. Incluso convirtiéndose en un verdadero exportador de seguridad alimentaria para el mundo”. Ésta es una de las principales conclusiones de esta investigación.

Este trabajo académico se propuso armonizar temáticas como los niveles adecuados de alimentación saludable para la población argentina y  la competitividad del sector agroalimentario incrementando las exportaciones del país. El aporte más relevante del trabajo es la propuesta de lineamientos para una política nacional de seguridad alimentaria.

Las preguntas centrales que guiaron el trabajo son: ¿Argentina tiene condiciones para garantizar a sus habitantes un pleno acceso a una alimentación suficiente y saludable en toda la extensión de su definición, y al mismo tiempo ser proveedor de alimentos y seguridad alimentaria al resto del mundo? ¿Qué otras experiencias pueden servir de modelo para la Argentina, de manera que el país pueda garantizar la seguridad alimentaria interna mientras se convierte en proveedor internacional de alimentos?

Para sumar una reflexión constructiva que responda a las distintas necesidades, todas tendientes al importante objetivo de cuidar la alimentación suficiente y saludable de los argentinos (especialmente de aquellos que están en situación de indigencia) sin desanimar la producción ni cediendo en la pérdida de competitividad, se elaboraron 11 lineamientos para el armado de políticas públicas, algunos de ellos:

  • Coordinación y articulación de los Programas de Seguridad Alimentaria.
  • Aprovechamiento de las oportunidades de exportación de alimentos al mundo.
  • Nuevo enfoque de la Asignación Universal por Hijo (AUH) planteada como instrumento para promover una alimentación saludable.
  • Generación de Sistemas de Información Integrados.
  • Desarrollo y la aplicación de herramientas de monitoreo y evaluación.
  • Diseño de una estrategia comunicacional de Educación Alimentaria.
  • Diseño de una Política de Alimentación Escolar.
  • Análisis de la conveniencia de reducción a los Impuestos a los Alimentos.
  • Alineación de las políticas de producción agropecuaria con las políticas alimentarias.

El trabajo concluye que existe suficiente evidencia de que la calidad de la dieta y de los entornos que la rodean son el principal problema y desafío de la seguridad alimentaria de la población en general y de los pobres en particular. En este marco, las estrategias que desde los diversos programas alimentarios o la AUH han incidido sobre la demanda y las intervenciones restrictivas sobre la oferta no parecen haber abordado la cuestión de la calidad. La investigación  sostiene que abordar la cuestión de la calidad en las políticas de Seguridad Alimentaria implica un salto cualitativo significativo, una nueva generación de programas alimentarios, que no tienen por qué resentir sino incluso potenciar la participación argentina en el comercio internacional de alimentos. Esto es así porque una mejor calidad de dieta implicaría en forma progresiva mayores saldos exportables. Todo indica que con una visión estratégica de políticas públicas, no existirían conflictos entre la cobertura de las necesidades internas y una favorable inserción exportadora.

Enfoque del trabajo

El trabajo de investigación buscó el abordaje integral del tema, para esto cada referente pudo realizar su aporte específico.

Sergio Britos de CEPEA estudió cuáles son y cuáles deberían ser los hábitos alimentarios de los argentinos. Tomando como referencia una canasta de alimentos saludables, el análisis arroja como dato que actualmente los consumos de un habitante argentino promedio indican excesos en azucares, carnes, papa y panificados, entre otros productos, y déficits en arroz, legumbres, verduras frescas, frutas, productos lácteos, entre otros.

Por su parte, Fernando Vilella, de la Facultad de Agronomía de la UBA, aportó su conocimiento y experiencia en lo relativo al aprovechamiento de las oportunidades de exportación de alimentos al mundo desde la Argentina. Dicha oportunidad la cuantifica indicando que al año 2030 sólo en Asia, 900 a 1000 millones de personas necesitarán importar todos sus alimentos cada día.

A partir del trabajo de Roberto Feeney, del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral, se evaluó cuánto le costaría a la Argentina subsidiar por el lado de la demanda, y no por el lado de la oferta cómo se está haciendo actualmente, el acceso a una canasta de alimentos saludables para la población que hoy no tiene seguridad alimentaria en nuestro país. Según los escenarios de subsidios que se tomen, este costo se estima entre 4.800 y 6.600 millones de dólares por año (parcialmente ya cubiertos por planes de seguridad alimentaria hoy vigentes) para cubrir necesidades de 5.600.000 personas que hoy tienen algún grado de inseguridad alimentaria.

El trabajo establece que el 58% de las exportaciones totales de la Argentina provienen de su sistema agroalimentario y en esa línea también se estimó cómo se incrementarían los saldos exportables en función de un consumo más saludable acompañado de una política de subsidio al consumo.

Presentación de los resultados

El miércoles 2 de septiembre de 2015, a las 18:30, en el auditorio de la Sede Buenos Aires de la Universidad Austral, se presentarán en detalle las principales conclusiones de este trabajo. Al mismo tiempo el equipo de investigadores estará exponiendo los resultados y propuestas a los equipos técnicos de las distintas fuerzas políticas de la Argentina así como también a demás actores e instituciones vinculadas a esta problemática. Se publicará un libro con las principales conclusiones del trabajo y ya se están elaborando las próximas líneas de investigación surgidas a partir del mismo.

Compartir
La Universidad Austral está entre las principales universidades del mundo con menos de 50 años y entre las más prestigiosas de América Latina, según QS World University Rankings.