Compartir

Universidad-Austral-FC-jose-crettaz“Llegué en 1990 desde Nogoyá, Entre Ríos, para estudiar en la Austral. La Universidad me abrió las puertas y me dio una ayuda generosa: beca, crédito, apoyo y acompañamiento. No me faltó nada. Trabajo en La Nación desde fines de 1997 (ingresé por una pasantía que fue posible gracias a un convenio del diario con la FCI –entonces, llamábamos así a la facultad-). Ahora tengo 37 años, soy editor de Sociedad en La Nación (donde pasé por las secciones Zonales, Comercio Exterior, Economía, Innovación, Ciudad y Sábado, con algunos sobrevuelos por Exterior y Política)”, de este modo se presenta José Crettaz (2002), reciente ganador del primer premio de ADEPA en la categoría Libertad de Expresión.

-¿Cuáles fueron los trabajos destacados por tus premios de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA)?¿Qué significa para vos esta distinción?

Este año fue muy bueno en premios (que siempre son una alegría en el mar de presiones, críticas e insultos en el que desempeñamos nuestro oficio los periodistas. FOPEA (Foro de Periodismo Argentino) me dejó entre los finalistas de su Premio al Periodismo de Investigación (que ganó un amigo mío) y ahora ADEPA me entregó el primer premio en la categoría Libertad de Expresión y me dio una mención especial en la categoría Información General y Espectáculos.

Al premio FOPEA presenté la investigación con periodismo de datos que en la edición papel se publicó como “Amigos y hasta un peluquero en el llamativo reparto de la pauta oficial” y que tuvo una versión online más extensa (incluido un gráfico interactivo) bajo el título “De 1 a 400 millones de pesos: los mayores beneficiarios de la pauta oficial 2009-2013″. Al premio ADEPA Libertad de Expresión envié ese mismo texto acompañado de otras dos notas, “Crece el gasto en medios estatales, pero no aportan más pluralismo”, y “El Estado nacional es el principal anunciante individual del país”. Y en la categoría Información General y Espectáculos presenté tres artículos de interés general: uno sobre bitcoins, otro sobre la falta de controles de la identificación biométrica aplicada en los nuevos DNI y otro más sobre las nuevas herramientas y formatos para hacer periodismo (datos, drones, sensores, etc.). En 2004 había obtenido el segundo premio ADEPA en la categoría Economía por notas publicadas en el suplemento Comercio Exterior. Los premios alimentan un poco el ego, que en esta profesión abunda (lo cual me incluye, claro). Pero también son una pequeña caricia (y a veces ayudan un poco al bolsillo, aunque no fue mi caso hasta ahora).

-¿Qué te dejó la FC que te acompañe en tu camino profesional?

La FC me dio herramientas para comprender el mundo y para ayudar a re-construirlo con foco en las personas. Tuve unos profesores de lujo, a los que nunca podré agradecerles todo lo que me dieron (ellos no tienen idea de cuánto marcan el camino de sus alumnos). Admiro profundamente a la gran mayoría de los profesores que tuve. Recuerdo muchas de sus enseñanzas, del aula, del pasillo o de la vida. Trato de seguir en contacto con los que puedo y como puedo (por suerte, siguen produciendo numerosos libros y artículos).

Fuente: Facultad de Comunicación

Compartir
La Universidad Austral está entre las principales universidades del mundo con menos de 50 años y entre las más prestigiosas de América Latina, según QS World University Rankings.