Compartir

   CERI (Centro para el estudio de las relaciones interpersonales) Universidad Austral

El Rocío, un lugar para recuperar la esperanza

 

Fabiana Vila.
De título: abogada.
De vocación: Mamá.
De profesión: Orientadora Familiar.
Casada con hijos. Su casa es hogar también de tránsito. “Los chicos crecieron y pensé que algo más tenía que hacer para ayudar a los demás”.

María Laura Trotz.
Actriz, Cantante.
La familia es su prioridad.
Título: Orientadora familiar.
“Mi profesión siempre se desarrolló de a tres. Un día pensé que quería hacer algo por mi misma y decidí estudiar”

Florencia Herfarth:
Su aventura diaria: ser mamá de  5 varones.
Profesora de Ingles y Orientadora Familiar.
“Siempre sentí la necesidad de ayudar, pero con los hijos y la familia, se me complicaba, hasta que encontré esta maravillosa carrera que la adopté como una forma de vida”.

Fabiana, María Laura y Florencia un día se encontraron en la primer clase presencial de la carrera Técnico en orientación Familiar de la Universidad Austral y sus vidas cambiaron de rumbo. Allí surgió un primer proyecto: “Nosotras queríamos empezar a trabajar con familias y a través de la Fundación Arche y la Universidad pudimos cumplir ese sueño en Montechingolo”. Con talleres, charlas grupales y otras actividades fueron dando esperanzas a muchas familias. Tres años ahí lograron que mujeres del barrio quedaran como encargadas de seguir adelante con las actividades.

El Rocío, un lugar para recuperar la esperanza

Con esa experiencia recibieron otro llamado. Esta vez del CERI (Centro para el estudio de las relaciones interpersonales) de la Universidad Austral. Había un predio en Del Viso: “El Rocío”  con necesidades  que necesitaban ser atendidas: violencia familiar; adicciones, seguridad, falta de empleo, entre otras problemáticas de las familias.

Y hacia allí fueron a trabajar. Junto a ellas se sumó el gran aporte de Victoria Vicente,  psicóloga con una gran experiencia dirigiendo trabajos con comunidades marginales en distintas zonas del país.

A diez cuadras de Panamericana y ruta 26. Todos los viernes desde hace dos meses se pusieron en marcha. Con el asesoramiento, el respaldo y la coordinación del CERI de a poco se van acercando primero las mujeres, después los hijos. Ellas escuchan, aconsejan, se ponen en el lugar de ellos.

“El Rocío”  busca que las familias recuperen la esperanza. Para eso necesitan ayuda, donaciones, voluntarios pero sobre todo ganas de que cada granito de arena que se aporte cambie el rumbo de muchas familias.

Para realizar entrevistas, conocer el lugar escribir a mromano@austral.edu.ar

El Rocío, un lugar para recuperar la esperanza

El Rocío, un lugar para recuperar la esperanza

 

Compartir
La Universidad Austral está entre las principales universidades del mundo con menos de 50 años y entre las más prestigiosas de América Latina, según QS World University Rankings.