Compartir

uteroYa se encuentra disponible en el Hospital Austral, una tecnología de biología molecular para la detección del Virus de Papiloma Humano (HPV o VPH) denominado test de captura híbrida.

Al igual que el reconocido Papanicolau, esta prueba indolora y rápida detecta la presencia de ADN del virus precursor del cáncer de cuello de útero. Su utilización está recomendada en las mujeres mayores de 30 años.

Se trata de una tecnología de biología molecular para la detección del Virus de Papiloma Humano (HPV o VPH) denominado test de captura híbrida. Es recomendado para la detección de cáncer de cuello por importantes sociedades científicas de Estados Unidos como cotest junto con el Papanicolau (PAP). En la Argentina el Ministerio de Salud  inició  en Jujuy –en una prueba piloto- y luego se extendió al resto del país. Hoy ya se encuentra disponible en el Hospital Universitario Austral.

“El cáncer de cuello de útero se encuentra entre las primeras causas de muerte por cáncer en mujeres de entre 35 y 65 años. Esta nueva metodología para el tamizaje del cáncer de cuello de útero se complementa con el PAP para disminuir la incidencia y la mortalidad de esta enfermedad. En nuestro país es importante porque se diagnostican alrededor de 4 mil nuevos casos por año y se producen 2 mil fallecimientos”, señaló el Dr. Juan Carlos Balparda, jefe del servicio de Ginecología del Hospital Austral.

Nueva tecnología, nuevas posibilidades
Se ha comprobado que la infección por HPV –cuya principal vía de transmisión es la sexual- es causa necesaria para que se desarrolle el cáncer de cuello ya que, entre ambos factores, existe una asociación superior al 99%.

Sin embargo, cabe destacar que la presencia del virus no implica indefectiblemente que esa mujer –o ese hombre, porque también “ellos” se ven afectados- padezcan una patología oncológica.

Existen más de 100 tipos de HPV, de los cuales 13 son considerados de alto riesgo oncogénico. “La prueba de HPV por captura híbrida detecta la presencia de ADN de los 13 tipos de HPV considerados de esta forma: 16-18-31-33-35-39-45-51-52-56-58-59-68. Por eso, en una etapa temprana, esta prueba es de gran utilidad para el tamizaje del cáncer cervical, ya que su sensibilidad para detectar CIN2/3 o cáncer es superior al 90%”, explicó el especialista.

Pero hay más aún, porque la biología molecular permite detectar el virus entre 6 y 8 años antes de que genere lesiones celulares, algunas de las cuales son irreversibles.

En lo que sí se parecen es en la metodología, ya que al igual que en el PAP la muestra se obtiene de manera sencilla e indolora, y está recomendada –en conjunto con la citología- para las mujeres de entre 30 y 64 años, repitiéndose a los 3 años en caso de dar un resultado negativo.

Sobre el HPV y el cáncer de cuello
“El cáncer de cuello de útero es una enfermedad prevenible cuando la patología o el virus que la causa es detectado en una fase temprana. Por eso, y teniendo en cuenta que se trata de una patología muy frecuente, es tan importante contar con nuevos métodos de detección”, sostuvo el Dr. Balparda.

Metodología para el Tamizaje de Cáncer de Cuello  en el Hospital Austral:
–    Pacientes menores de 30 años: Papanicolau cada 2 años.
–    Paciente entre 30-65 años: Papanicolau + Captura Híbrida (cotest).

“Generalmente la infección por HPV se resuelve espontáneamente sin producir ninguna manifestación o síntoma en el cuerpo. Sólo en 5 de cada 100 mujeres la infección se torna persistente, y a ellas tenemos que apuntar”, finalizó el especialista.

Compartir
La Universidad Austral está entre las principales universidades del mundo con menos de 50 años y entre las más prestigiosas de América Latina, según QS World University Rankings.