Compartir

padre-javierMonseñor Javier Echevarría, prelado del Opus Dei y Rector Honorario de la Universidad, tuvo una multitudinaria reunión el pasado 18 de agosto en el colegio Los Molinos, predio ideal para albergar a las más de 12 mil personas que se congregaron para escucharlo. Fue un verdadero encuentro de familias. Adultos, jóvenes, niños ingresaron en el campo de deportes a partir de las 12.30 del mediodía. El ambiente era de alegría y reencuentro, varios jóvenes alumnos y empleados de la Universidad con sus bandas de música cantaban y animaban la espera.

A las 16 h. arribó el Prelado y entre aplausos sin fin subió al escenario desde donde dialogó por más de una hora con todos los presentes.

Una de las primeras cosas que nos dijo: “Dejadme que os pregunte, ¿cuántas veces habéis recordado al Papa en el día de hoy? Porque está pidiendo oraciones, como hacía San Josemaría con la mano extendida, porque necesita vuestra ayuda. Una ayuda que tiene que ser de oración, una ayuda alegre, una ayuda de disponibilidad… En este momento, podemos estar diciendo, toda la multitud que estamos aquí, “¡Señor, ayuda al Papa!”»”

9546423313_bac44cc4f3_qAdemás contestó preguntas a matrimonios sobre cómo ser cada vez mejor en la familia; a alumnas del colegio Buen Consejo sobre como influir cristianamente en lugares como la Villa 21.

Al finalizar nos recordó lo que nos dijo San Josemaría cuando en el 74 vino a la Argentina:

padregente1

“¡Que los argentinos se quieran! ¡Que no haya nunca odios!, ¡que se comprendan, que sean generosos unos con otros!”. Estas palabras, dichas de corazón, son una llamada a vivir profundamente el mensaje cristiano de la caridad, a vivir la “cultura del encuentro”, como le gusta decir al Papa, que también nos ha pedido a todos que salgamos de nosotros mismos para comunicar a Jesús, que superemos el materialismo, el consumismo, la comodidad, y nos acerquemos a los más necesitados, para ayudar y para aprender. Dejo este país con la alegría de haber estado en mi hogar; y rezo por la generosidad, por la simpatía de la gente, por su apertura a Dios. ¡Dios les ha regalado muchos dones para hacerlos fructificar en servicio de los demás y del mundo entero!”

Compartir
La Universidad Austral está entre las principales universidades del mundo con menos de 50 años y entre las más prestigiosas de América Latina, según QS World University Rankings.