Graduado de la tercera promoción, Federico Böttcher Sorondo se define a partir de unas pocas certezas: “me gusta mucho lo que hago, y creo que estoy donde estoy como suma de muchísimas pequeñas cosas que fui haciendo cada vez que tuve una oportunidad. No creo que sea posible separar el trabajo de la vida cotidiana, al menos por mi personalidad, y por eso siempre quise un trabajo que me diera satisfacciones en lo personal.”

Hoy, Federico es director de la Revista interCole para Argentina, Uruguay y Chile, de la que fue cofundador en 2001; director de Grupo interCole, productora de contenidos con valores agregados, dirigidos a la familia; y publica su primer libro, Las enseñanzas de Francisco.

¿Cómo surgió la idea de escribir un libro acerca del Papa Francisco?

Si bien es fruto de la enorme atracción que despierta su figura, podría decir que fue un poco de casualidad. Hace mucho tiempo que tengo el deseo de escribir un libro, pero jamás me imaginé que el primero iba a ser éste. Cuando Bergoglio fue elegido Papa, estábamos en la redacción de interCole (una revista educativa y familiar que se distribuye en colegios primarios, de la cual soy fundador) e inmediatamente surgió la discusión sobre qué hacer con el tema, periodísticamente hablando. Si bien la revista no es confesional ni es sólo para colegios católicos, estábamos hablando de un Papa argentino, y quizás de uno de los momentos más trascendentes de toda nuestra historia como país.

La decisión fue finalmente llevar el tema a la tapa y entre otros contenidos incluir la “pequeña biografía” de Jorge Bergoglio. Le pedí permiso al jefe de redacción para hacer la nota yo, y cuando la terminé era evidente que de “pequeña” no tenía nada. Y ya había dejado muchísimo material afuera, además de haber descubierto a una persona excepcional. Ahí se me ocurrió la idea del libro, y le mandé un mail a la responsable de prensa de Ediciones B (María Estomba), quien nos había tratado muy bien cuando le solicitamos un ejemplar de “El Jesuita” para tener de bibliografía. Ella me comunicó con la directora editorial (Silvia Itkin) y todo lo demás fue muy rápido…

¿Cuál sería el diferencial de este libro respecto de las demás publicaciones que están saliendo en torno a la figura del Papa?

Creo que su mayor valor es que está dirigido a toda la familia, con un lenguaje sencillo pero reflexiones profundas, para que cada uno, según su edad y situación, pueda tomar aquellas enseñanzas que le son más cercanas. Además le aporta al lector pastillitas de información complementaria, que lo pueden ayudar a contextualizar y entender mejor diferentes situaciones. Está pensado para que los chicos más chicos lo puedan ir leyendo de a poco en el colegio o con mamá y papá, los más grandes puedan leerlo solos, y los adultos “no-lectores” vuelvan a amigarse con el placer de leer y descubran también la grandeza de un hombre que tuvimos tantos años en nuestras calles sin darnos cuenta, como me pasó a mí.

¿Cómo fue la construcción de este relato?

El libro está separado en 2 partes: su vida y su mensaje. Primero, me dediqué a recopilar todo el material que ya había sobre él: entrevistas (pocas), homilías (muchas), libros (especialmente los escritos por él mismo) y todo el material biográfico que se publicó apenas después de su elección. A medida que sumaba contenido, lo “mandaba” a una u otra parte del libro. En ocasiones no era fácil porque muchos pasajes de su vida conforman también su mensaje.

Para la biografía me reuní con algunas personas que trabajaron con él y sobre todo hablé bastante con su hermana, para aclarar dudas o cuestiones que diferían según la fuente. Un día me fui hasta la casa y le toqué el timbre, me atendió el hijo, le conté la idea, y a partir de ahí hablamos mucho por teléfono, ya que ella debía guardar reposo por el asedio periodístico que había tenido en esas semanas. Fue muy cariñosa y generosa conmigo.

Finalmente, el mayor desafío fue volcar todo ese inmenso caudal de información en un libro ágil, representativo y de lenguaje atractivo.

Por otra parte, tenía el reloj en contra, porque de la editorial me dieron apenas dos meses para tener lista la primera versión, y yo estaba en un momento laboral de extrema exigencia, así que dejé de lado fines de semana, familia, deporte y ocio para lograr terminarlo a tiempo.

Me parece que el próximo libro lo voy a escribir cuando me jubile…

¿Conociste al Papa Francisco?

No tuve el honor de conocerlo, pero quien sabe, quizás algún día me sorprenda esa posibilidad.

¿Cuál fue el objetivo de este libro?

El primero fue casi impulsivo: no dejar tanta riqueza y tanto ejemplo “disperso” por ahí. Y ya una vez embarcado en la construcción del libro, mi mayor deseo fue lograr que cada persona que lo lea pueda tomar para su vida alguna enseñanza concreta, algún ejemplo que pueda aplicar a su vida diaria y con eso transforme positivamente su entorno. Creo que este es el mayor aporte de Francisco a nuestra sociedad, y así intenté transmitirlo.

¿Qué pensás del “fenómeno Francisco”? 

Al principio tenía una sensación casi de culpa por no haberlo descubierto antes, teniéndolo tan cerca. ¿Por qué esperamos a que alguien sea “famoso” para escucharlo? Pero ya con la realidad sobre la mesa, me parece un fenómeno valiosísimo, porque es transformador. No es sólo de forma, sino que tiene mucho contenido y puede cambiar realmente la vida de las personas, que en el fondo es lo que importa.

¿Cuáles son tus expectativas?

Mis expectativas ya están más que cumplidas. Haber logrado publicar mi primer libro, que haya sido con una editorial importante, y encima sobre un papa argentino, es mucho más de lo que me hubiera imaginado. Pero el verdadero logro será que alguna que otra persona pueda tomar algo valioso del libro, y mejore su vida o la de su entorno. De eso no me voy a enterar, pero tengo la ilusión de que así ocurra.

Puntos de venta: librerías de todo el país

Precio al público: $89

Encargos particulares: federico@intercole.com.ar