La soja se enfoca en una oferta que no para de crecer 


Por Dante Romano
  

Otra semana de bajas, y las mismas se van espiralizando. Justo en el momento donde históricamente el productor Argentino se desprende del grueso de su cosecha gruesa, los precios de la soja no logran hacer pie y aceleran la baja, copiando en menor medida el maíz y el trigo. En Sudamérica las estimaciones de producción son crecientes con la cosecha en marcha, mientras que en EEUU los stocks resultaron más altos de lo esperado y el año próximo se sembrarán 2,4 mill.ha. más de soja. Los fondos que estaban comprados huyeron despavoridos!

Esta semana el foco del mercado estuvo puesto fundamentalmente en el informe de intención de siembra del USDA que se publicó el viernes 31. También se publicó el reporte de existencias trimestrales, pero el nivel de expectativa para el mismo, si bien existía, era menor. Es interesante remarcar que previo al informe las bajas que venían ya acumulándose, se profundizaron, ya que los operadores esperaban un paso importante de área de maíz a soja por los precios relativos para el próximo ciclo, y mayores stocks que el año pasado por la gran cosecha norteamericana.

La soja se cae con 2,4 mill.ha. más y Sudamérica yendo a récord productivo en todos los países

Comenzando por la soja, el USDA estimó que se sembrarán en Norteamérica la friolera de 36,2 mill.ha. de soja el año próximo. 2,4 mill.ha. adicionales respecto al ciclo que está terminando, superando en unas 500.000 ha lo que preveían en promedio los analistas previo al reporte y quedando por encima de las cifras que se proyectaron en el OUTLOOK FORUM. En tanto en cuanto a stocks superaron en 1,4 mil.tt. (3%) las existencias que esperaban los analistas.

En tanto en la semana AGRURAL incrementó su proyección de cosecha brasileña de soja a más de 113 mill.tt. Con un avance casi total sobre Mato Grosso y promediando el 50% en el sur, los números no paran de crecer. En Argentina en tanto también se van haciendo retoques a la suba y ya varios analistas privados apuntan a superar las 56 mill.tt. A esto hay que sumar también un buen año en Uruguay y Paraguay.

Los fondos especulativos liquidaron en la semana terminada el 28 de marzo 3 mill.tt. quedando su posición comprada en tan solo 1,4 mill.tt. Tras esto tuvimos el reporte del USDA, por lo que no sería raro ver en el próximo informe una posición neta vendida.

En nuestro país arrancó la recolección, aunque el avance viene lento respecto del año pasado. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires estima 2% trillado con 5,6 puntos de atraso frente al año pasado y 2,5 frente al promedio histórico. Los rindes en el centro del país con 42 qq/ha promedio están por encima de lo esperado, por lo que no descartan que la proyección de 56,5 mill.tt. se vea superada.

Es por esto que los camiones de soja en puerto están también por debajo del año pasado, con unos 2.300 a la descarga y subiendo contra 4.500 del ciclo previo. Se espera que el pico de presión de cosecha de soja se produzca a fines de abril.

Sin embargo los precios ya están acusando el golpe, con 3.500 $/tt en el disponible (229 U$S/tt al tipo de cambio comprador del Banco Nación) están por debajo de los 233,5 U$S/tt del MATBA para mayo y de los 250 U$S/tt que se negocian a noviembre en el mismo mercado.

Sucede que estacionalmente entramos en la temporada donde los productores venden más agresivamente por cuestiones financieras, y porque ya no tienen el riesgo productivo, el cual se extiende hasta el vencimiento de las tarjetas rurales al 30 de junio.

Para más adelante los fundamentos cambian. El mercado climático en EEUU siempre genera picos de precio, habrá que ver la reacción de la demanda una vez que las ventas locales se tranquilicen y Brasil haya comprometido su producción. Sin perder de vista el accionar de los fondos una vez que estabilicen su posición.

El maíz estabilizado, menos área EEUU pero más competencia Sudamericana en un mercado menos dinámico por el lado de la oferta

En maíz el área cedería 1.6 mill.ha. quedando en 36,4 mill.ha. Nótese que esta superficie es prácticamente la misma que la de soja, lo cual es histórico: EEUU se caracterizó siempre por ser un país más maicero que sojero. Este dato quedó 400.000 ha por debajo de lo que los analistas esperaban, pero en línea con el OUTLOOK FORUM celebrado en febrero. Sin embargo los stocks al 1 de marzo estuvieron 2,1 mill.tt. por encima de lo esperado (1%) con lo que el efecto de ambos datos se terminó neutralizando.

De hecho Chicago logró mostrar subas el viernes. Esto en parte se explica porque los fondos estaban ya vendidos al 28 de marzo en 19 mill.tt. la mitad de las cuales se vendieron en los últimos siete días.

En el mercado local los valores del maíz no cayeron tanto como los de soja. Con 2.300 $/tt (150 U$S/tt) para descarga inmediata y 142 julio, las mermas no fueron tan sifnificativas respecto a los picos previos. Tampoco creemos que la recuperación por delante pueda serlo, ya que si bien EEUU tendrá menos área y siempre el mercado climático hace de las suyas, Brasil apunta a más de 90 mill.tt. de maíz recuperando con creces las 20 mill.tt. que perdió el año pasado, y en nuestro país vamos a 37 mill.tt. unas 8 más que el ciclo previo. Esto limitará las subas locales, especialmente de julio en adelante cuando se junte el maíz tardío de nuestro país con el de Brasil. Ni que hablar cuando en diciembre llegue el norteamericano, por más de que la superficie esté cediendo.

En cuanto a nuestro país la trilla avanza pero algo demorada. Con 11% cosechado está 2 puntos atrasada. Sin embargo los camiones en puerto tuvieron picos bastante más altos que los del año pasado a esta época, aunque descendieron a unos 2.100 tras tocar máximos de casi 4.000 camiones diarios en todos los puertos. A medida que la trilla de soja se generalice, la de maíz debería quedar relegada, pero como esto debería ocurrir más bien sobre fin de abril, el atraso actual se atribuye a lluvias que están cayendo en la franja oeste y que seguirían esta semana.

Por todo esto la recomendación para quien tenga maíz disponible es venderlo para hacer caja, y tomar coberturas en el mercado de Chicago a la suba, que es donde más probablemente se puedan ver reacciones alcistas por la menor área y algún problema climático más adelante.

Trigo despegado del mercado internacional por efecto MERCOSUR pero con exportadores muy comprados

En trigo, con 18,6 mill.ha. el dato de área estuvo en línea con lo esperado, cediendo 1,7 mill.ha. respecto al año previo. Los stocks en tanto quedaron 800.000 tt o 1,7% por encima de lo esperado. Como los precios venían cediendo mucho, y los especuladores incrementaron significativamente su posición vendida (21,4 mill.tt. vendidas de las cuales 3 mill.tt. fueron en la semana cerrada el 28 de marzo) vimos el viernes un rebote alcista.

De todas formas el mercado está tomando un cariz más local porque la oferta de trigo se comienza a secar de la mano de la llegada de la cosecha guresa. El foco de los productores ahora pasa a ser el maíz y la soja. Y los que estaban abasteciendo el mercado, que eran los acopios que estaban haciendo lugar para estos cultivos, ahora también se enfocarán en la campaña gruesa.

Como esto es algo que ocurre todos los años, los barcos anunciados para nuestros puertos bajaron un escalón, y se concentraron en destinos hacia Brasil. Durante diciembre y enero semanalmente se publicaba una cola de buques a cargar de 1 mill.tt. con un techo de los mismos apuntando a Brasil. Esta semana fueron sólo 400.000 tt pero más de la mitad tenían como destino a nuestro socio del MERCOSUR.

Normalmente esto empieza a marcar el famoso efecto MERCOSUR. Dado que las exportaciones hasta el momento a países fuera del MERCOSUR fueron activas, el saldo exportable remanente sería prácticamente lo que Brasil requiere. Para evitar que nuestro país siga vendiendo a otros mercados, y dado que por la cercanía y los aranceles externos, el trigo Argentino llega más barato que el de otros orígenes a Brasil, los precios podrían subir 20 U$S/tt y todavía seguir siendo atractivos para ese país.

Lo preocupante de este análisis es que si tomamos 16 mill.tt. de oferta y reservamos 6,5 mill.tt. para el consumo interno, el saldo exportable sería de 9,5 mill.tt. de estos ya hay 8,6 mill.tt. compradas por la exportación, aunque sólo 4 mill.tt. embarcadas y unas 7,5 mill.tt. comprometidas por ventas externas. Los compradores locales aprovecharon la sed de venta de los productores locales y ya se abastecieron “barato” en gran parte de sus necesidades, jugándose con una posición comprada al efecto MERCOSUR. El problema es que el efecto podría darse, sin que los exportadores tengan necesidad de trasladar la mejora externa al precio local, ya que a este ritmo en poco tiempo más tendrán todo comprado. Esto atenta contra la posibilidad de que los precios se trasladen al rango de 180/190 U$S/tt que veníamos esperando.

Lo bueno es que los precios tampoco caerían a precios tan bajos, ya que la molinería tiene un nivel de compras algo bajo, e irá comprando dándole piso a los precios, y seguramente discriminando más por calidad. En resumen tenemos un mes más para ver el pico de precios del trigo, si no se produce, comenzaremos a bajar las expectativas de precio.

El CEAg en los medios. Ingresá aquí para ver los artículos de los miembros del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral.

BALANCE

Se sumaron fundamentos al mercado: el reporte de intención de siembra en EEUU. Pero con un paso de área de cereales a soja mayor al previsto, el dato fue muy negativo para la soja, y positivo para maíz y trigo.

También las existencias al 1 de marzo fueron mayores a las esperadas, bastante en el caso de soja, y esto presionó aún más a la oleaginosa.

Como los fondos seguían comprados en soja las ventas no se hicieron esperar y los precios cayeron más todavía.

También en Sudamérica las actualizaciones de proyecciones de producción local van creciendo, y con la cosecha entrando, los precios siguen derrapando.

El mercado está enfocaco en datos que son muy negativos, por lo que esperamos que la presión negativa siga en el corto plazo. Pero más adelante hay que estar atentos al clima en EEUU y a la marcha de la demanda, que hoy quedaron opacados.