Los primeros años de la carrera apuntan a una sólida formación teórico-práctica, intensificándose, en el último tramo, la formación práctica a través de las prácticas profesionales a las que los alumnos asisten en las diferentes instituciones con las que se ha firmado convenio.

El quinto año de la carrera está especialmente organizado para la adquisición de las destrezas y las habilidades básicas necesarias para el ejercicio de la profesión. Para garantizar el aprendizaje durante las prácticas, se le brinda al estudiante una tutoría personalizada.

 

plan psico