Por Marcelo Villar

Director del Instituto de Investigaciones en Medicina Traslacional (IIMT).

Un aspecto distintivo del Centro Académico de Salud es que la asistencia médica está sostenida por el conocimiento generado a partir de la investigación y transmitido en las aulas. Esto implica que las decisiones terapéuticas están sostenidas por la investigación científica.

Facultad y Hospital comparten, así, la triple labor de enseñar, investigar y asistir. De este modo, la Facultad —en la que se forman médicos, enfermeros y psicólogos— es la responsable de impartir conocimiento y formar un cuerpo de profesionales altamente capacitado. La investigación en este entorno es entendida como la estrategia para adquirir habilidades en métodos de ciencias básicas para orientarlos a la resolución de problemas clínicos en una verdadera estrategia de transferencia a los pacientes.

Para hacer efectivo ese desafío se cuenta con el Instituto de Investigaciones en Medicina Traslacional (IIMT) que posee un numeroso equipo de investigadores, técnicos y becarios, para desarrollar varias líneas de investigación de importancia en el mundo de la salud. En su corta existencia ha logrado convertirse en un lugar donde se procura aportar a la ciencia dentro del país desde una perspectiva traslacional, es decir atendiendo a las prioridades que tienen los pacientes y apoyándose en las capacidades profesionales con que cuenta la institución.

Los distintos proyectos pueden ser llevados adelante merced a donaciones, subsidios, asignaciones del Conicet y del Ministerio de Salud de la Nación. El grupo de expertos es asistido en su labor por jóvenes becarios que cuentan con equipamiento de última generación, quirófano experimental, sala de microscopía y laboratorios que cubren diferentes ramas de la biomedicina experimental, tales como el cultivo de tejidos, la biología molecular, la histoquímica, los isótopos radioactivos y la genómica.

Por su parte, todas estas actividades se integran con el Hospital, que desarrolla los programas de residencias médicas (la mayoría de ellas se combina con las Carrera de Especialistas que, acreditadas por la CONEAU, ayudan a revestir y complementar las Residencias con un marco académico en el que la investigación tenga un lugar relevante). El camino desarrollado hasta ahora, en la corta existencia del Hospital, ha sido muy bueno, aunque todavía queda mucho por hacer. Hoy no sólo hay un elevado número de postulantes a los programas de residencias, sino que se están diseñando nuevos programas para que los jóvenes médicos puedan encarar los nuevos y permanentes desafíos que la medicina enfrenta, dada su evolución constante basada en la investigación.

A lo largo del 2017, tanto la Facultad como el Hospital han publicado alrededor de 70 artículos en revistas indexadas en las diferentes líneas de investigación que se llevan adelante. Y, a su vez, a lo largo de los últimos años el promedio del factor de impacto (IF), medida que califica la calidad de las revistas en que se publica, ha venido aumentando de un modo sostenido durante los últimos 6 años. En el 2017, el IF alcanzado fue de 4.8, un valor elevado para publicaciones científicas en áreas de biología y saludEntre las especialidades de las publicaciones se puede mencionar a cardiología, hepatología, inmunología, oftalmología, terapia génica, dolor y también a la genómica.

La tarea de investigación se complementa con la Unidad de Investigación Clínica (UIC), que tiene como objetivo primordial llevar adelante estudios cuyo desarrollo básico se haya hecho en el ámbito del Centro Académico de Salud. Además, esta unidad también busca satisfacer las necesidades de la industria farmacéutica. Para ello, un equipo multidisciplinario (médicos, farmacéuticos, bioquímicos, etc.) lleva adelante proyectos de investigación clínica y epidemiológica, para encontrar el mejor tratamiento de las enfermedades.

La actividad de esta Unidad está avalada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica, (ANMAT) y por el Comité Institucional de Evaluación, que se encargan de evaluar la calidad académica, metodológica y ética de las propuestas de investigación según normas internacionales y locales.