australis-universidad-austral

Mons. Javier Echevarría y la Austral

Edición: Australis 176

El día 12 de diciembre, a los 84 años de edad, ha fallecido Mons. Javier Echevarría, Prelado del Opus Dei, segundo sucesor de san Josemaría Escrivá y Rector Honorario de la Universidad Austral.

176-Fallecimiento-Mons-Echevarria-00En distintas Misas en toda la Universidad, encuentros, charlas, la comunidad universitaria le ha recordado muy especialmente durante estos días, como Padre que fue. Por su cariño, acompañamiento, impulso, y permanente consejo y oración, lo extrañaremos inmensamente, y le pedimos, seguros de que desde el Cielo ya intercede por nosotros, que nos acompañe en los desafíos por venir.

A continuación compartimos algunos hitos que nos ha vinculado con quien ha sido nuestro segundo Rector Honorario.

2016: Carta por los 25 años

En ocasión del acto de celebración del primer cuarto de siglo de existencia de la Universidad, el 10 de marzo de este año, el Pbro. Víctor Urrestarazu, Vicario del Opus Dei para la Argentina, leyó una carta enviada por Mons. Javier Echevarría para sumarse al festejo.

A continuación, recordamos sus palabras inspiradoras:

Carta-Prelado-25-aniversario-UA[1]

 

2012: Consejo para el Año de la Fe

En el 2012 Mons. Javier Echevarría fue entrevistado por la revista de la Universidad acerca del Concilio Vaticano II; en una pregunta se le pidió un consejo para quienes formábamos parte de la Comunidad Austral:

¿Puede aconsejarnos el modo de vivir y de aprovechar con fruto en la comunidad universitaria el reciente “Año de la fe” instituido por el Papa Benedicto XVI?

El Año de la fe es una gran ocasión para profundizar, personalmente también, el mensaje de Jesucristo y la propia renovación personal para comunicar ese mensaje: es una oportunidad de valorar más la fe, procurar hacerla vida como cristianos coherentes, y ayudar a que las mujeres y los hombres de nuestro tiempo la vean como una respuesta a sus interrogantes profundos, y se sientan protegidos, ayudados, animados. Para esto, es fundamental el estudio, la formación y también la amistad personal, que conduce al apostolado.

La fe ha de estar presente en la vida universitaria y en la investigación científica: Benedicto XVI insiste en la necesidad de “ensanchar la razón”, porque no hay contraposición entre ciencia y fe: sería equivocado –reductivo y empobrecedor– obrar como si, en la práctica, en la ciencia o en la vida pública, económica, o en el trabajo universitario hubiera que prescindir de la dimensión trascendente del ser humano.

Por otra parte, una comunidad universitaria tiene que estar centrada en la educación y formación de los alumnos, y abierta a los grandes desafíos intelectuales, al mismo tiempo que busca con prioridad el servicio a la sociedad en problemas acuciantes: la protección de la vida humana, en todos los estados de desarrollo; la ayuda a la estabilidad

de la familia, fundada en el matrimonio entre hombre y mujer; la lucha contra la pobreza y la marginalidad; la promoción de una nueva cultura, una nueva legislación, una nueva moda, más coherentes con la dignidad de la mujer y del hombre, como hijos de Dios. ¿De dónde saldrán propuestas concretas cristianas para lograr una sociedad justa y solidaria, sino de quienes se inspiran en el Evangelio y se apoyan en el trabajo generoso y bien acabado?

La sociedad necesita personas bien preparadas, desde el punto de vista humano, profesional y espiritual: tenemos un camino abierto para continuar recorriendo el Año de la fe, y después también.

Puede ver la nota completa desde aquí.

2003: Acto de colación de Doctorados Honoris Causa

honorisaustral_03[1]El 29 de septiembre de 2003, en la vieja sede de la Avenida Garay, tuvo lugar un solemne acto académico presidido por Mons. Javier Echevarría, Prelado del Opus Dei y Rector Honorario de la Universidad. En ese acto se otorgaron los títulos de Doctorado Honoris Causa a los profesores Alfonso Nieto, ex rector de la Universidad de Navarra; Tomas Hökfelt, del Departamento de Neurociencias del Karolinska Institute de Estocolmo, Suecia; e Ignacio Angelelli, de la University of Texas (EEUU).

En esa ocasión Mons. Echevarría brindó un rico discurso a los concurrentes con palabras como las que siguen:

“La Universidad constituye un ámbito de trabajo apasionante, donde se forjan desarrollos científicos, avances técnicos, conquistas del pensamiento que influyen de modo decisivo en la configuración de la sociedad humana”.

Después de las palabras iniciales del Rector de Honor de la Universidad, los padrinos de los doctorandos procedieron al elogio de cada uno, tal como prevé el protocolo.

Puede ver el discurso completo desde aquí.

1997: Visita a la Universidad

En 1997 Mons. Javier Echevarría visitó la sede Campus Pilar. Compartimos imágenes de la visita de al Hospital Universitario Austral y la Facultad de Ciencias Biomédicas.

176-Fallecimiento-Mons-Echevarria-02

176-Fallecimiento-Mons-Echevarria-01

Newsletter institucional de la Universidad Austral
Editado por la Dirección de Comunicación Institucional